Can Guinart

Hace ya unos años que hemos hecho algún amago para ir a almorzar a Can Guinart, aunque siempre nos ha salido rana y hemos abortado la ruta por una u otra razón.
En los últimos meses se había barajado bastantes veces de nuevo y volvíamos a quedarnos con las ganas. Esta semana hemos dicho: ¡BASTA!
Y a punto hemos estado de no ir…
Al final junto con Cesar y Manz hemos conseguido llegar y probar sus viandas. Dani nos ha acompañado un buen trozo aunque tenía que estar pronto de vuelta.
Can Guinart

Salimos hacia Can Draper donde encontramos un par de grupos de ciclistas, Cesar y Dani se ponen a tirar como locos y en los contenedores ya vamos solos de nuevo. Seguimos la riera, subimos hasta Can Puigdemir y bajamos por la hípica hasta Vallgorguina.
Ahora empieza el chiste. Campo de fútbol y parriba se ha dicho. Hasta las subidacas de la Casanova sin problemas, allí me entra la torpeza de golpe y no soy capaz de subir ni un tramo sin echar pie a tierra. Cuando no es un reguero, soy yo que me salgo de la pista, una piedra, una mosca, un camarero, un ovni… Yo que se…
La segunda parte sin problemas y arriba me esperan los demás.
Que si quieres arroz Catalina…
Por la del medio! Por la del medio!
Mamones!!!
Y dale que dale parriba de nuevo. Un par de demostraciones de nuevo de mi torpeza habitual, pero hago casi toda la subida montado.
En el cruce tengo un intercambio de pareceres con el gps y al final tiramos de: “Por ahí mismo”. Acertando gracias al cielo. Salimos a la pista que sube para el Corredor y tras un breve tramo de subidas nos desviamos por un terreno desconocido para nosotros. Aquí Dani nos dice adiós y se desvía para acabar de subir al Corredor y emprender la vuelta a casa.
Nosotros disfrutamos de un tramo de bajada primero y de un constante sube y baja después que nos deja en la pista que baja del Corredor para Llinars. Aquí tenía marcada una alternativa a la pista en el gps, pero por cuestiones de tiempo decidimos continuar por la pista hasta Can Guinart.
Solo hay un par de tramos de subida en todo el descenso desde el Corredor a Llinars, si no me equivoco. Salimos justo a las puertas de uno y también nos comemos el otro, pero por fin, poco después de las 10 llegamos a Can Guinart.
Menú a base de brasas, así que nos decidimos unánimemente por las butifarras amb seques. Cava, cafés y chupitos.
Can Guinart

Cachondeo

A comer

Buti
No tienen cava de la casa y nos sale un pelín más caro que de costumbre; aún así, salvando el tema del cava, no está mal de precio.
Para la vuelta nos ponemos en manos de Cesar. Que Dios nos coja confesados!!!
Corriol por aquí, corriol por allá y algún que otro corriol extra de premio. Y eso que se ablandó y nos llevó por lo “fácil”.
Salimos a la Flamagás y tiramos para Llinars. Subimos a Sant Antoni de Vilamajor, buscamos de la subidica del “Forn d’en Ribes” y somos tan tontos de encontrarla. Ya no puedo con mi alma y me subo más de la mitad a patita (Y aún así he hecho mi segundo mejor tiempo en Strava… Hay que joderse!!!).
Bajada hasta Torre Guilera y enfilamos para Can Barceló por lo gordo. Caminuchos llenos de ortigas por el lado de la riera hasta Els Bruguers, Palau y Drecera hasta Sant Celoni.

Unos 45 km en algo más de 3 horas de bici.
Enlace al track en Endomondo.

Anuncios

2 pensamientos en “Can Guinart

    • La ruta genial, aunque algún tramo se me ha hecho duro. El restaurante bien, pero no tiene nada especial. Bueno, si. Está bien situado. No es un sitio de hacer rutas expresas para ir allí, pero si que se pueden hacer muchas rutas por allí y parar a almorzar.
      Nosesimesplico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s