Almorcismo Navideño

Desde la salida de estreno de la equipación de invierno (A finales de octubre, si no recuerdo mal) no se hacía una salida de Almorcismo puro y duro. Para las fiestas de Navidad se propuso una y, entre una cosa otra, quedó fijada para el domingo día 2 de enero.
Se avisó por el foro y en persona a bastante gente, solo faltaba ver que asistencia tenía. Falló gente, pero creo que lo mejor es destacar a los que vinieron. Los demás cada cual tenía sus razones.

Charli, César, Juan Carlos, Manolo, Manz, Pons y Tripi.

Un poco antes de las 7:45 ya esperaba la aparición de algún almorcista. Ivan se debió resentir de su lesión porque no dió señales de vida, Pons no aparecía y Manolo, que siempre suele llegar pronto, apareció cuando estaba a punto de irme. Llegamos a casa de Charli y en unos minutos lo vemos aparecer por la puerta con sus habituales cabriolas mañaneras. Parece que no viene nadie más, así que al 3JJJ se ha dicho.

En la puerta del 3JJJ vemos la furgona de Juan Carlos esperando.
-Llevo aquí desde menos cuarto.- Nos recrimina.
-A menos cuarto es en mi garaje.- Le contesto.
Mientras descarga los bartulos hacen aparición en escena Manz y Pons. Al poco y por sorpresa aparece César.
Ya estamos todas las que somos, aunque no somos todas las que estamos… Que se suele decir…

Poco después de las ocho nos ponemos en marcha. Como siempre que vamos para Olzinelles, primero Borrelles, después polígono, Allué y Can Draper. Las Navidades han hecho estragos en la forma de los habituales y el rodar a un ritmo bajo para no perder a los no habituales se agradece por todos. Agrupados y charlando vamos haciendo camino.

De la mochila de Juan Carlos veo saltar su móvil. Doy una voz avisando de ello y paramos un poco más adelante.
-Creo que le he pasado por encima.- Nos dice Charli.
-No habrá monte para pasar.- Dice Juan Carlos mientras nos enseña las roderas marcadas en el móvil.
Entre risas volvemos a los pedales, aunque ahora el terreno ya no permite el rodar tan agrupados y mucho menos el seguir conversando. Los primeros charcos hacen estirar más el grupo al estrechar aún más las zonas de paso. Aún así llegamos a los contenedores bastante juntos. Pequeña parada para recomponernos antes de volver a los pedales por el sendero que nos llevará a Can Valls. Con el grupo algo estirado por la estrechez del camino y poniéndonos de barro hasta las cejas, llegamos a Can Valls.
Una vez allí cruzamos la carretera para coger la pista que nos llevará a Ca l’Agustí.
Puente de Can Valls
César asume la cabeza del grupo guiándonos por los caminos y mostrándonos alguna sorpresilla en forma de corriol.
Llegamos a Ca l’Agustí donde probamos suerte buscando por si encontramos unas gafas que Juan Carlos se dejó olvidadas en otra salida… No la hubo, como era de esperar…
Aprovecho para hacer alguna que otra foto de grupo.
Foto de grupo
Ahora tocaba subir un buen rato y cada cual a su ritmo fue haciendo camino hasta Coll Blanc.
Coll Blanc
Allí, tras una pequeña parada, tomamos la pista que salía a la izquierda. Tras unos primeros metros de subida y dejando a un lado la pista que lleva al Montllorer continuamos por una pista que lo rodea, hasta que Manz nos desvió por un corriol en bajada…
Menudo corriol. César, Juan Carlos y Manz se lanzaron adelante disfrutandolo. Charli los siguió con menos alegría. Yo con problemas en los frenos hacía de tapón a Pons y Manolo, que lejos de enfadarse casi me lo agradecían. Al final, haciendo los tres a pie gran parte del camino llegamos con los demás que nos esperaban. Un nuevo tramo de corriol, aunque ahora más asequible y salimos al GR5.
Aprovechando que Charli y yo habíamos pasado hacía un par de semanas por allí, les mostramos una pista que nos lleva hasta la pista de Sant Martí de Montnegre. Cada cual a su ritmo y según las fuerzas disponibles vamos saliendo a la pista para iniciar el descenso de vuelta a Sant Celoni. Una vez en la pista de Sant Martí toque de corneta y a la carga mis valientes. Entramos en Sant Celoni y callejeamos hasta los Avets donde finaliza la ruta y toca recuperar fuerzas.

Calamares plancha, rellenos y no recuerdo que más… Es lo malo de ser unos cuantos… Cava fresquito. Cafés y coca gentileza de la casa. Con sus correspondientes chupitos de orujo de hierba para rematar. ¿Que más se puede pedir?.

Salimos cerca de las 12 del mediodía. César y Juan Carlos se despiden. Manz ha de ir a Palau y el resto decimos de dar un manguerazo a las bicis. Le digo a Manz que tire para Palau y lo acompañaremos un trozo. Ante las protestas les digo de limpiar las bicis en la gasolinera de la dreçera de Palau. Antes de que puedan reaccionar estamos encaminados hacia Palau, se corta el desanimo en el aire. En el polígono dejamos a Manz y lavamos las bicis en la gasolinera, para después volver a Sant Celoni por asfalto y aún nos queda tiempo para parar a tomar unas birras.

Si es que valemos pa tó!!!

Datos de la ruta:
33.04 km recorridos en 2:38:34 de tiempo de bicicleta a una media de 12.50 km/h.

Anuncios

2 pensamientos en “Almorcismo Navideño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s