Ruta de hacha y machete

Como siempre salgo con la hora pegada al culo. Volando al garaje, coger bici, colocar trastos y arreando a casa del Charli que estará esperando. Cuando llego veo que Pons (En coche) está hablando con el. Saludos mañaneros, Pons al currele y nosotros a los pedales.

Al llegar al 3JJJ no hay nadie. Al momento y un poco más arriba vemos a Germán y tras una furgoneta aparece César. Por último, en bicicleta, pero parece que va a la piscina Pitu… Todos equipados hasta arriba y el parece que va de paseo…

Arrancamos con la idea de ir hasta Collsacreu. Vamos en busca de Can Draper en primera instancia y cuando debíamos coger la pista para Olzinelles, se me ocurre una variación… Por el Sot de la Remor se ha dicho… Nos han avisado de que hay un montón de caminos cortados por árboles en el Montnegre, que mejor escusa que un árbol en medio del camino para parar cada dos por tres mientras estamos subiendo.

Empezamos a subir y todo despejado… Seguimos subiendo y ni rastro de los árboles caídos… El disco de freno roza un poco y no para de cantar y hacer ruiditos, la maldita subida se las trae y no hay ningún árbol que poner como escusa para poner pie a tierra… Mi gozo en un pozo.

Por suerte cuando ya no podía más Germán y Charli, que abren la marcha, deciden hacer un alto en el camino. Germán tiene dolores de estomago y no va fino. Recuperamos el aliento y volvemos a los pedales. Ahora César y Pitu marchan en primer lugar. Tengo una salida de cadena al poco que me descuelga de Charli y Germán, la arreglo rápidamente, continuo y algo más arriba están esperándome. Decido no parar, no acabo de ir fino y prefiero parar cuando lo necesite de verdad… Que se que no va a tardar mucho. Una subida a pie y llegamos al final de las subidas.

foto de grupo foto de grupo

Desde aquí tenemos que ir hasta Coll Butí. O por Cuatre Camins o por Can Coll. Como por Cuatre Camins hay mucha subida y hoy estamos… Por lo menos estoy… Bastante perranco… Por Can Coll. Por aquí empiezan a notarse los efectos de la nevada sobre los árboles y empezamos a ver ramas y árboles tumbados en los laterales, por suerte fuera de la pista.

Llegamos a Can Coll y cogemos la pista para ir a Coll Butí… Bueno primero cogemos otra y hemos de retroceder para coger la pista que toca. Aquí los árboles ya empiezan a estar en medio de la pista y nos toca no montar en bicicleta si no montar la bicicleta en nosotros.

bicicletas al hombrovaya destrozo

bicivoladoras

Un buen rato de agacharse, saltar y rodear árboles y llegamos a Coll Butí. Germán decide volverse y le indicamos como hacerlo desde allí. El resto continuamos camino de Coll Blanc y según esté el panorama nos replantearemos el llegar a Collsacreu. Los árboles caídos son constantes, aunque algún que otro tramo conseguimos hacerlo montados en las bicicletas. Una vez en Coll Blanc toca decidirse de nuevo sobre que camino seguir. Subimos a Can Poliva, a la pista a la altura de Can Pau Plana o bajamos a Cal Agustí. Por la hora ya hemos descartado Collsacreu y ahora el objetivo es llegar a Vallgorguina para almorzar. Los tres caminos se ven igual de mal y tapados por árboles. Descartamos el bajar a Cal Agustí para después tener que volver a subir y de los otros dos elegimos el que nos parece que nos dejará más cerca de nuestro objetivo.

No se como estarían los otros dos caminos, pero el que elegimos… Horrible.

Me troncho

Empezamos a saltar árboles caídos uno tras otro, sin espacio casi entre ellos. Cuando llevamos un rato y vemos que la cosa pinta mal ya llevamos un buen trecho avanzado. ¿Volver o continuar? Palante… Llegamos a un punto en que el saltar o pasar por entre el ramaje de los árboles no es una opción y hemos de salirnos del camino y pasar bosque a través.

Son casi las once de la mañana. Tres horas para recorrer a duras penas 15 km. Se empiezan a ver pañuelos blancos en la grada pidiendo el almuerzo, las fuerzas empiezan a escasear y la moral también. Hasta ahora había sido hasta divertido pero llegados a este punto empieza a ser cansino.

En una de estas salidas de la pista para evitar un árbol caído al volver a ella… No está… Se ha convertido en una trialera que sube a saco Paco por la ladera de la montaña. Como el gps dice que la dirección es buena para salir a la pista, allá que nos vamos. Empuja que empujarás.

Pitu que va primero destacado nos grita desde arriba de que ya ve la pista y por fin salimos a terreno abierto.

pista

Llego sin fuerzas, agotado pero con un alivio tremendo de no estar rodeado de árboles caídos y poder ver más de 20 metros seguidos de pista. Tomamos la pista en bajada dirección Vallgorguina, la bicicleta va escupiendo restos de ramas y hojas que tenía enganchados por todos lados. Ahora la pista está toda despejada y se pasa sin ningún problema, en un momento estamos en el Casal del Poble pidiendo el almuerzo y el cava.

Después de lo pasado, el cava cae a las primeras de cambio y hay que pedir refuerzos. Cansalada para unos, galtas para otros, orellanes para todos y rematamos con un music, el moscatell pertinente y un cafelito. Pitu ha de pasar por casa de un colega, yo voy justo de tiempo y salgo antes. Charli me acompaña y César se queda con Pitu. Salimos a buen ritmo, por la carretera, esta vez no queremos sorpresas. Y sin más contratiempos finalizamos la ruta.

Esta semana no hay birra de los campeones ya que tengo comida familiar y ya voy justo de tiempo.

Al final nos salieron 26 km en 2 horas 19 minutos de bicicleta a una media de 11 km/h.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s