Rebajando los excesos de la Navidad

Buen domingo para hacer una salida bicicletera. Pasadas las fiestas de Navidad un poco de deporte que ayude a digerir las comilonas de estos días siempre se agradece.

Arrastro un resfriado que me tiene un poco desganado en esto de la bici, pero como se que si no salgo luego me arrepentiré allá voy. Encuentro a Pons y Charli en la puerta de casa de este último. Manolo se autodescartó la tarde anterior vía SMS. Nos queda pasar por la puerta del 3JJJ, a ver si aparte de Juan Carlos alguien más se anima. Y ese “alguien más” es Germán.

La ruta prefiero que la decidan ellos, con la desgana que llevo por el resfriado ninguna me parece bien, todas demasiado duras. Así que Juan Carlos asume el mando y nos dice de ir a Breda dando un pequeño paseo por el Montnegre.

Salimos a la carretera y nos vamos dirección a la pista de Sant Martí de Montnegre, que seguiremos hasta más o menos la mitad. Al principio no voy fino, moqueando y sin pillar un ritmo cómodo. Tras unos cuantos mocos abandonados en la cuneta y otros cuantos en los guantes y mangas empiezo a encontrarme bien.

Charli me avisa que ha escuchado gritar algo a Pons, que venía detrás nuestro y desde el principio tenía problemas con los piñones. Germán y Juan Carlos marchan delante, sin posibilidad de avisarlos. Charli y yo paramos a ver que ha pasado. A los pocos minuto aparece Pons y nos indica que se le ha salido la cadena. Retomamos la marcha y vuelvo a no ir del todo bien, intento seguir ahora la rueda de Pons. A veces maldiciendo por lo bajo, otras apretando los dientes. Por fin vemos a los dos de delante parados esperando en el cruce con la pista que tomaremos.

Juan Carlos se pone el mono de mecánico y sobre la marcha ajusta lo que puede los piñones de Pons y los platos de Charli, antes de volver a ponernos en camino. Un tramo más de subida, bastante llevadera y me acuerdo de que llevo la cámara de fotos en el bolsillo. Aviso a Charli y Pons (Los otros dos monstruos ya estaban desaparecidos.) y hacemos unas fotillos de rigor para acompañar este escrito y tener un bonito recuerdo.

Bonito paisaje, lastima que no se ve bien.

Bonito paisaje, lastima que no se ve bien.

Charli en su papel de Tritónman… Yo sería el chico Percebe ¿¿??

Que se vea el camino

Que se vea el camino

Les digo que se pongan los dos para hacerse una foto, pero que se vea el camino… Pa que les digo na!!!

Volvemos a los pedales y dos curvas más adelante vemos volver a Juan Carlos y Germán preguntando si nos había pasado algo. Continuamos ahora en grupo compacto y al poco empezamos a bajar. Pierdo por delante a Germán y Juan Carlos, por detrás a Charli y Pons… Así que hago solo casi toda la bajada. Una vez abajo y mientras esperamos a los dos sin lengua (Menuda mañanita de hablar que llevaban los dos…) preparo la cámara para hacer más fotos.

Aquí llegan los dos perlas

Aquí llegan los dos perlas

Reunión

Reunión

Volvemos a los pedales, ahora llaneando y en ligera bajada, y el grupo se mantiene bastante junto. Sin más llegamos a Cal Oller. Cruzamos el autopista pasando bajo un puente y a las bravas cruzamos el Tordera.

Juan Carlos fue el primer valiente, pero no salió la foto… OOOOOH!!!

Después se animó Pons.

Pons cruzando el Tordera

Pons cruzando el Tordera

Tras el Charli.

Ahí va Charli

Ahí va Charli

Germán.

Germán lanzado

Germán lanzado

El último aquí el menda. Pero como yo llevo la cámara tampoco tengo foto 🙂

Con el culo y el pie izquierdo (No se porque el izquierdo, pero fue el que más nos mojamos todos.) refrescados por el agua del Tordera, continuamos el camino hasta la carretera C-35, la cruzamos y continuamos hasta Breda. Donde, en el Petit Racó, almorzamos a base de bien, acompañados por Manolo que en coche si se anima a venir. Tripa i peu para la mayoría y para Germán y yo calamares a la plancha, plato completo donde los haya. Cervecita mientras esperábamos mesa, cava en porrón para acompañar los platos, cafés y un orujito de hierbas para rematar.

Volvemos a las bicicletas con el estomago lleno y para no marear la perdiz carretera hasta la Batlloria, donde Juan Carlos y Germán nos abandonan ya que viven por la zona. Senderismo por detrás de la Batlloria, polígonos por detrás de Gualba de Baix y cuando no queda más remedio carretera hasta Sant Celoni.

Hoy el almuerzo lo hemos alargado en tiempo y son las 12:30 cuando llegamos a Sant Celoni. La idea era ir al 3JJJ a hacer la birra, pero por evitar males mayores acabamos en “el desitg”.

Total 38.23 km recorridos en 2 horas 22 minutos de bicicleta a una media de 16.14 km/h.

La ruta no es exactamente esta que voy a poner pero casi. Y por no tener dos rutas casi idénticas en wikiloc uso la que ya estaba.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=view&id=309069&measures=off&title=off&near=off&images=off&maptype=S

Anuncios

3 pensamientos en “Rebajando los excesos de la Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s