Sorpresa, sorpresa…

Después de una semana de escaqueo ciclista no estaba yo muy animado para esto de darle a los pedales. Aún así a las 8 como un clavo esperaba en el 3JJJ a los compañeros de fatigas. Primero llega Germán, al poco César y por último Miguel.

Descarto de salida la ruta de Sant Elies, que César llevaba varias semanas dando la vara con ella, y les propongo unirnos al grupo de Manz y Charli que, según me dijo Charli, harían una salida por el Montnegre.

Que si pim, que si pam, pero no hay oposición en serio, a casa del Charli se ha dicho.

Llegamos y toco al timbre del telefonillo.

-¿Si?

-¿Vas a ir en bici?- Pregunto.

-Si, pero con vosotros no!!!

-Vale. Baja.

-Ahora voy.

-¿Que hacéis vosotros aquí? ¿Como os habéis enterado?.- Nos dice Charli cuando baja.

-Te he llamado por el telefonillo. ¿De que nos hemos enterado?.

-Pensaba que era Manz. Ya le dije yo que no iba con ellos en bici. He quedado con Pons y Manolo. Ya verás cuando os vean llegar.

Risas generalizadas.

Arrancamos y vamos a casa de Pons, donde han quedado para salir. Justo al girar la esquina vemos a Manolo esperando. Nos ve y se lleva las manos a la cabeza.

Cachondeo mientras esperamos que Pons acabe de prepararse y una vez todos listos arrancamos para hacer la ruta de Vilamajor que tenían prevista.

Hasta la primera subida, la de Vallserena, rodamos agrupados. Manolo ha hecho uno de sus típicos demarrajes en un repecho poco antes de la subida pero llegamos en grupo. En la subida la cosa cambia, Germán se hace con la primera posición, César que viene remontando desde atrás va tras el junto a Miguel, Manolo aguanta como un jabato a rueda del grupo de cabeza, yo les mantengo la distancia con unos metros perdidos y Charli y Pons cierran el grupo un poco más atrás.

Al coronar el primer tramo de subida los tres de cabeza han abierto hueco, Manolo empieza a perder comba, yo me voy acercando a el y los dos colistas nos persiguen a corta distancia.

Antes de entrar en Vallserena giramos a la derecha, los tres de delante se pierden de la vista, Manolo hace pie y yo lo paso. Unos pocos metros más allá, acabada toda la subida los tres de cabeza esperan y me uno a ellos. Al poco hacen aparición los rezagados.

Tramo de recuperación antes de volver a subir. En un charco Germán está apunto de quedarse varado en el barro, Miguel clava la rueda trasera en el barro y se va al suelo, yo que iba justo tras el cambio la trayectoria para no caer encima suyo y paso por donde más barro hay, llevándome varios kilos de barro en la rueda.

Para cuando volvemos a subir la situación se normaliza. Germán, César y Miguel ruedan delante, yo como siempre entre dos aguas y el resto cierra el grupo. Justo al acabar una de las subidas me suena el móbil, paro. Es Juan Carlos que no ha venido en bici por lesión pero a almorzar se apunta, le digo que vamos a Can Pau Nadal a almorzar y vuelvo a los pedales ahora en última posición.

Una nueva subida y me encuentro a Manolo, Charli y Pons parados esperándome… Bueno esa es la escusa… Cada uno parado a 20 metros del otro.

-¿Estáis peleados?.- Les digo al llegar.

Arrancan a mi llegada y empezando una nueva subida Pons me pregunta si queda mucho por subir. Le digo que aún quedan un par de subidas y lo hundo en la miseria.

Al poco me doy cuenta de que no, que esa es la última subida que queda.

-Más alegría le dará cuando llegue arriba.- Pienso.

En el cruce espera el grupo de cabeza. César propone de acabar de subir, bajar directos para Palau y almorzar en Can Portet. Una vez reunidos se aprueba la moción por unanimidad, se avisa a Juan Carlos del cambio de planes y continuamos subiendo para hacer después una bajada vertiginosa hasta Santa Margarida. Continuamos hasta Can Portet y almorceo del güeno. 6 de llengua, 2 de carne en salsa, 2 botellas de cava, cafelitos y rematamos con chupito de licor de hierbas.

Levantamos en campamento y unos pocos valientes decidimos hacer un poco más de ruta. Llegamos a Sant Celoni, vamos para Can Draper y les enseño los caminos que descubrí días atrás por el Pou de Glaç de Can Draper. Sumamos 4 o 5 km más y vuelta para Sant Celoni.

Parada y fonda para hacer la birra de los campeones y sacabó.

Total 36.61 km en 2:33:35 de bicicleta a una media de 14.30 km/h.

Si queréis conocer el lado B de la historia os dejo el enlace al “reporte” de Charli.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s