This bike comes with surprise

A media tarde del Sábado, y después de provocar a Manolu y a Pon para que se dején de sofá y empiecen a ponerse en forma, conseguí por parte de ambos un sí condicional. Como el miedo les domina, saldrían pero suavemente, con calma hasta Sant Antoni de Vilamajor, sin la gente habitual que les presionara y luego nos tomariamos una cerveza…y quedando a las 08.30 (se ve que a las 08. es muy pronto). Aviso a Manz de que no saldré con ellos y se van de mi casa cerca de la 01h…
A las 08.15´ suena el timbre (será Manz, porque me dijo el viernes que igualmente quedarian en mi puerta), me pregunta si salgo…le recuerdo que le habia dicho que si, pero no con el!!! y me insta a bajar igualmente…
Mientras lleno la botella de agua del grifo (a ver si compro Isostar de una vez!) me viene a la cabeza que igual con el que habia hablado era Tripi, y no Manz, pero descarto tan descabellada idea.
Bajo con la bici a cuestas y, horrorizado me encuentro a Tripi, César, Miguel y Germán…WTF??
Asombrado les pregunto que como sabian que habia quedado con Pon y Manolo, con tan inteligente pregunta, descubren que habia quedado con ellos y nos dirigimos a casa Pon. El caso es que los “almorcistas” habian decidido salir con el grupo Manz, y de casualidad viniendo a mi casa se apuntaron a la salida relajada de ManuPon.
Giramos la esquina dels Oms, y Manolo con los ojos vidriosos se lleva las manos a la cabeza horrorizado al ver a los 5 ciclistas (la forma cuesta, y hoy empezarás a pagar!). Pon ni habla, pero nos deleita con su peculiar forma de hinchar las ruedas de la bici, apoyando su trasero en el coche y con un pañuelo en la cabeza.
Salimos hacia Sant Antoni, toda la salida bien. No se parece en nada a la primera! los nuevos acusan el esfuerzo, yo subo las pendientes que antaño tuve que hacer a pie, cantando la BSO de la Bola de Cristal.
Este grupo esta muy fuerte, a excepción de los nuevos, pero esperando al final de las subidas no nos separamos demasiado. El plato me la sigue jugando y poniendome a prueba, me obliga a subir con el mediano una de las subidas mas xungas…pero no me bajo! jijiji

Toda la salida casi sin inconvenientes, parando para esperar a la gente y a buen ritmo.
Parada para almorzar en cal Portet, platito de lengua que entra bien y no es muy pesado.
Tras el almuerzo, nos envalentonamos y vamos hasta el final de Can Draper, denominado popularmente como Los contenedores.Tripi nos muestra sus caminos secretos para dificultarlo todo y al final queda una salidita chula.

Destacados de la jornada:

– Pierdo un trnillo del calapies izquierdo
– Miguel cae en los barros
– Tripi reboza la bici en los barros, como yo en la última ocasión
– A Pon se le sale la cadena
– Manolo se raja y no viene a Vallgorguina (mariquitaaaa)

Tengo pensado de llevar la bici al mecánico, para que me la ajuste y de paso, a ver si me la devuelve limpia…

Anuncios

Un pensamiento en “This bike comes with surprise

  1. Pingback: Sorpresa, sorpresa… | Blog de Palut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s