Jueves de entreno…

Entreno
Sabiendo que el domingo no podíamos asistir a la salida semanal y aprovechando la coyuntura de la maldita crisis que nos está dando días de “descanso” adicionales. Decidimos junto con Manolo hacer una salidilla.
La semana anterior también lo hicimos, pero en vez de una rutilla nos hicimos una ruta igual que la de un domingo cualquiera. Así que esta semana la idea es hacer algo mas corto.
A las 3 salimos del Sax Sala sin tener muy claro donde vamos a ir. En mente hay un Sant Martí, una rutilla por Olzinelles o entrar a Can Coll por pista y después ya se vería.
Salimos dirección Can Carreres para dirigirnos al punto de inflexión donde había que decidir, una vez allí descartamos Sant Martí y Can Coll y continuamos para entrar a Olzinelles por la carretera con la intención de evitar el barro.
Antes de cruzar el puente bajo el autopista hago una nueva proposición, pasar por el polígono de la Copperfil y subir hasta la pista del Corredor. Manolo está mas o menos de acuerdo y alteramos la ruta con esa idea.
Seguimos recto en busca de la carretera de Vallgorguina, entramos en ella y nos desviamos al polígono, lo cruzamos y cogemos la pista que nos llevará a nuestro destino.
A los pocos metros encontramos un pilón de tierra en medio de la pista que nos corta el paso, con cuidado lo bordeamos y continuamos por la pista. Poco después vemos máquinas sacando tierra y cargándola en un camión, mas adelante otro camión espera, en medio de la pista, su turno. Pasamos por el lado del camión y continuamos pedaleando.

En el primer cruce tiramos recto, al poco una cadena nos indica que nos hemos equivocado y esa pista no lleva a ningún sitio. Volvemos hasta el cruce y tomamos otra pista, esta vez si que parece que vamos bien. Poco a poco voy reconociendo el terreno por donde ya había pasado varias veces, aunque en sentido contrario.
Empieza a llover. Llegamos a un nuevo cruce y mi intuición me dice que hemos de tomar la pista que sube, pero se ve en bastante mal estado y decidimos continuar por la que baja, que me daba la impresión de que llevaba al mismo sitio.
Bajamos y no, esta pista nos devuelve al polígono justo al lado de la Eurast.
-¿Y ahora que?.- Me dice Manolo.
-O volvemos para atrás o cambiamos la ruta.-
-Tu dirás.-
-Pues vamos a probar lo de Can Coll.-
Seguimos por el polígono en dirección contraria a lo que habíamos hecho hasta ahora. La lluvia empieza a ser mas fuerte y empieza a calar. Volvemos a la carretera, cogemos el desvío y tomamos dirección Can Draper.
Dejamos Can Draper a la derecha y continuamos por la pista paralelos al autopista. Una primera subida fuertecilla, un pequeño llaneo y volvemos a bajar para empezar a subir de nuevo.
Ahora la subida es mas larga, tanto que no se acaba nunca. Por suerte la lluvia casi ha desaparecido y solo caen gotas muy finas y dispersas.
Tras el primer tramo de subida viene otro que poco a poco se va endureciendo. Manolo empieza a sacarme metros y yo empiezo a ahogarme encima de la bicicleta. Llegamos a una curva y se que detrás hay mas subida.
Mi esperanza es que Manolo pare en la curva, pero sigue subiendo, 20 metros antes de llegar a la curva me bajo y acabo de subir andando y resoplando como un cabestro. Manolo sigue subiendo.
Intento llamarlo, pero no tengo fuelle y no me oye. Sigue subiendo.
Poco después lo veo que para en un falso llano que hay. Algo recuperado vuelvo a montar y llego ahogado perdido donde espera Manolo.

-No veas!!! Menuda subidilla!!!.-
-Ya te digo.- Contesto entre resoplidos.

Recuperamos y volvemos a los pedales. Seguimos subiendo, se que no queda demasiado y después hay una bajada… Aunque después hay varias subidas mas…
Continuamos subiendo, llegamos a la bajada y aprovecho frenando mucho para recuperar mientras bajo. Manolo que ya me sacaba unos metros subiendo, me saca algunos mas bajando y otros pocos mas en las subidas que vienen después. Dos subidas durillas y ya estamos arriba del todo.
Manolo ha parado a esperarme. Recuperamos y le indico que ya queda una sola rampa y luego todo bajada hasta la entrada de la urbanización.
Los perros de las casas nos ladran al pasar. Suerte que están encerrados entre vallas, si no…
-Estos tienen malas pulgas.- Me dice Manolo.
Aún encerrados me dan vidilla para subir la última subida como un tiro. Justo antes de coger el asfalto aparecen dos perros sueltos que se vienen directos para nosotros. No parecen tener malas intenciones, pero no me fio un pelo.

Entramos en el asfalto y empezamos a bajar. Los perros corretean detrás nuestro y nos acompañan un buen tramo de bajada.
Suerte que no tenemos que huir de ellos, tal como está el asfalto de mojado y las curvas cerradas o nos la pegábamos o nos pillaban. Al pasar junto a una de las casas un perro baja escopeteado, ladrando como un poseso. Está encerrado pero las piernas vuelven a volar en los pedales.
-Joder!!! Le ha faltado un pelo para saltarse la valla.- Me dice Manolo.
-Si ese salta la valla estamos apañaos.-
Acabamos de callejear en bajada hasta la entrada de la urbanización y decidimos dar por concluida la salida. Seguimos la carretera pasando por el lado de las fábricas, salimos a la comarcal y entramos en Sant Celoni.
-¿Al 3JJJ?.- Me dice Manolo.
-Bueno. Es pronto un par de birras pueden caer.-

Paramos en el 3JJJ, unas cuantas cervezas con limón y hora y media de chachara. Volvemos a las bicis para dar por concluida la salida.
Manolo queda con Miguel para salir al día siguiente por la tarde… A ver quien de los dos nos hace el reporte de esa salida

Datos de la salida
16.73 km recorridos en un tiempo de 1:07:58 de bicicleta una velocidad media de 14.77 y una máxima de 39.87.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s