Viernes a Vilamajor

Salida en día inusual
Con el tema de la crisis Manolo tiene tiempo libre y le está dando a la bici. El jueves se hizo un Mosqueroles a cara perro el solito. Para el viernes como sabía que yo tenía fiesta me dijo de hacer una rutilla.
En principio quedamos por la mañana, pero por compromisos al final lo dejamos para la tarde.
A las 3 salíamos desde el Sax Sala camino de Vilamajor. Primero vamos en busca del Temple, para por la fuente de los enamorados coger la pista que nos llevará a Palau. Una vez en la pista, sin parar de hablar, el ritmo va subiendo poco a poco hasta hacerme ir dando bufidos. Eso si, sin dejar de hablar.
Nos metemos en Palau por el barrio de la Serra y seguimos dirección Sant Esteve para coger el camí vell de Vilamajor. El ritmo ha seguido siendo altillo y lo relajamos un poco al entrar en la pista de tierra.
Decidimos subir por Vallserena. Manolo sube que se las pela y aunque no me saca mucho, si que llega tan pancho arriba, mientras yo llego renegando y bufando. Entramos en la urbanización y por un despiste seguimos por donde no es, tardo un poco en darme cuenta del error. Paramos e intento orientarme en el GPS, pero si acerco mucho el zoom no soy capaz de ver la pista y donde lleva, si lo alejo si veo un camino pero me lleva a Cardedeu… Ante la duda decidimos volver atrás y seguir la pista que debíamos haber cogido de un principio. Una vez en el camino correcto y por la urbanización bajamos a la carretera que nos llevará a Vilamajor. Sin mas contratiempos y a buen ritmo por la carretera llegamos a Sant Antoni, continuamos hasta Sant Pere.
Subiendo a Sant Pere una abuela con poca paciencia y menos conocimiento del código de circulación, nos pita y nos recrimina el que circulemos en paralelo. Me desahogo soltándole algunas lindezas que se me ocurren.
-Dejala.- Me dice Manolo.
-Si no me oye. Por eso aprovecho.-
Llegamos a Sant Pere y empezamos a subir dirección Sant Elíes. Manolo vuelve a mostrarse super y sube como Pedro por su casa. Mi ritmo no es tan bueno pero voy subiendo. Llegamos por fin al nuestro tope de altura de hoy y nos preparamos para bajar. Gafas, cortavientos… Y a bajar.
La bajada pese a ser pista ancha es divertida, ya que las piedras y los regueros no te dejan ir en línea recta y hay que bajar haciendo eses y mirando donde pones la rueda.
Tras la primera bajada viene un llaneo, otra bajada, otro llaneo y empiezan a aparecer barrizales que ocupan toda la pista y obligan a pasarlos con mucho cuidado por uno de los laterales.
Acabamos de bajar los tramos que quedan y pasar los barrizales correspondientes.
-¿Por donde tiramos? ¿Torre Guilera o Vallserena?- Pregunto a Manolo.
Tras pensalo un poco decidimos ir por Vallserena. Hacemos una primera rampilla y aparece un barrizal inmenso.
-Mejor damos la vuelta.-
Empezamos la bajada a Torre Guilera. Este tramo en subida es duro y en bajada se ve que si que lo es, ya que es una bajada potente.
A media bajada empiezan a sonar ladridos. En Torre Guilera se que hay un perro, otras veces nos ha ladrado, pero nunca se ha movido de su posición. Así que continúo bajando confiado. Justo al llegar donde estaba la famosa curva de la casa han hecho la pista nueva. Ahora no hay curva, si no que la pista por la que vamos desemboca en fuerte bajada y hecha un barrizal en la otra pista. Decido no jugarme el porrazo y hago este tramo andando, de reojo voy controlando al perro que sigue ladrando sin moverse de su posición. Detrás de el hay otro perro que no dice ni pio.
Llego a la otra pista, me subo en la bicicleta y el perro de detrás empieza a ladrar, mientras el que nos ladraba de un principio empieza a moverse hacia mi. Cargo plato grande y dejo al perro atrás, me ladra dos veces pero parece que no tiene intención de seguirme. Bajo unos pocos metros, miro atrás y veo que Manolo no viene.
-¿Tendré que volver a buscarlo?-
Y lo veo aparecer. Continuamos la pista dirección Palau comentando el hecho de que dejen sueltos semejantes perracos.
Llegamos a Palau a la hora de la salida de los niños del cole, buscamos el barrio de la Serra para volver por donde hemos empezado la ruta. Es pronto, así que decidimos ir a Can Dolça a hacer una birra.
La cosa se alarga mas de la cuenta y en compañía de Miguel, Charli y Joseba a las siete y pico, ya de noche, nos dirigimos a casa para dar la ruta por finalizada.

Datos de la salida
29.69 km recorridos en 1:50:09 de bicicleta una velocidad media de 16.17 y una máxima de 45.40.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s