Almorcismo en ¿¿¿Palau???

Batiendo records
Como habíamos hablado y dejado dicho que la hora de salida serían las 8 no me entretuve en chuminadas y a las 7:30 ya me iba para el garaje. Quería poner un segundo portabidones en la bici, prefería hacerlo con tiempo y de paso me sobraría tiempo para colocar todos lo cachivaches en su sitio.
Colocado el portabidones me asomo y veo que Manolo ya ha llegado, lo llamo y mientras voy colocando cacharricos comentamos la jugada. A las 8 menos cuarto salíamos por la puerta del garaje dirección 3JJJ.
Callejeamos por el pueblo carretera Vella abajo y cuando llegamos a la plaza no hay ni un alma. Nos asomamos a la vuelta de la esquina y vemos un montón de bicicletas en la puerta del almacén del 3JJJ y dentro muchas voces y muchas risas.
Manolo entra a ver que se cuece allí y yo me quedo fuera fumando, al momento aparece Cesar y Esteban que también observan con sorpresa el desaguisado…
-Joder!!! 8 bicicletas y todos antes de las 8.- Comento con Cesar.
-Falta Miguel Herranz, ya le dije que salíamos a las 8 y si no estaba aquí a esa hora nos íbamos.- Me contesta.
Acabando de decir la frase llega el susodicho.
Ya somos 9 y a la hora. Empiezan a salir los que estaban en la cueva… Juan Carlos, Juanito, Miguel y el chavalín nuevo Oscar.
Ji, jis y ja, jas y nos ponemos en marcha. Por cierto Miguel estrenaba bici nueva…
Pasando por delante de la policía suenan las campanas de la iglesia dando las 8.
Grupo de 9 y salimos a la hora. Increíble!!!

Caídas a mansalva
Cruzamos el pueblo, salimos por Can Carreres y vamos en busca de Can Draper. Hoy tocaba ruta libre por el Montnegre y según fuera respondiendo la gente ya veríamos.
Pasamos la cadena y enfilamos dirección a la carretera de Olzinelles y los contenedores. El ritmo es tranquilo pero constante. Alguno se va un poco por delante pero en cuanto se da cuenta baja el ritmo para seguir en grupo.
En una de las primeras subidas primera caída por suerte sin consecuencias. Yo pensaba que era Oscar, pero luego Manolo me dijo que el se cayó al principio, así que no estoy seguro de quien se cayó.
Llegamos a los contenedores sin mas contratiempos.
Pequeña parada a hidratarse y recuperar un poco el resuello. Pronto estamos de nuevo dando pedales por el sedero dirección Can Valls.
Entre que están limpiando el bosque y el viento de estos días atrás el suelo está lleno de ramas que crujen bajo las ruedas y amenazan con liarse en la cadena. Nos encontramos un árbol caído en medio de la pista que nos obliga a bajarnos y saltarlo con la bici a cuestas. Poco mas allá una rama en el suelo hace que Miguel y su nueva bici prueben la dureza del suelo. A los pocos metros un nuevo árbol caído nos hace desmontar de nuevo para saltarlo.
Llegando a Can Valls Juan Carlos por no ser menos también se cae con unas ramas sueltas que habían en el suelo. Hacemos un nuevo alto para hacer un chequeo de daños, beber y esas cosas.
3 de nosotros al suelo y dos árboles tumbados. Por ahora ganamos.
Todos están encarados a la subida que lleva a Can Puigdemir.
-Pues vamos a ir por el otro lado, que este ya os lo conocéis.
Juanito está a punto de caerse al arrancar, por suerte me pilla al lado con los dos pies en el suelo y consigue aguantarse en mi salvando la caída.
Cruzamos la carretera, pillamos el camino y nos encontramos un coche de frente. Oscar, Juanito y yo que íbamos un poco por delante avisamos a los de atrás y nos apartamos para dejar pasar al coche. Miro atrás y veo a Miguel en el suelo de nuevo, una rama se le había metido entre los radios y leñazo que te crió.
Suerte que las caídas fueron todas estando casi parados y no tuvieron consecuencias.
Continuamos. Nos vamos acercando a la subida que nos llevará a Coll Butí, el grupo se va estirando poco a poco según el terreno va ascendiendo, las conversaciones se van apagando y son sustituidas por bufidos y resoplidos.
Juanito y Juan Carlos nos cogen unos metros, Miguel, yo a su rueda y Oscar aguantando como un jabato a nuestra altura y el resto del grupo nos sigue de cerca.
En las últimas rampas Oscar se viene un poco abajo y nos pierde la rueda. Juan Carlos corona, seguido de Juanito, Miguel y yo lo hacemos al poco y el resto del grupo justo después. Miguel Herranz se ha quedado un algo descolgado y llega poco después.
Ahora si que se agradece la parada para coger aire y beber un poco.

Volviendo
Oscar y Miguel Herranz empiezan a preguntar si queda aún mucho que subir. Imagino que algo mas podían aguantar, pero para una primera salida no está nada mal. Ademas las alternativas desde Coll Butí seguramente los dejaría muy tocados. Así que decidimos empezar a volver y almorzar en Palau.
Es pronto y el camino a Palau es asumible. O eso me parece a mi ahora…
Bajamos dirección Can Coll y tomamos el desvío a la izquierda que nos lleva a la urbanización.
-Ahora vienen algunas rampas. Creo que son 3.- Aviso.
Oscar las sube a todo trapo para acortar la agonía. En la segunda le patina la rueda trasera y consigue poner el pie antes de darse el leñazo.
Una rampa mas y un par de toboganes nos dejan casi en la urbanización. Giramos nuevamente a la izquierda dirección el Sot de la Remor.
-A la derecha.- Le digo a Cesar que viene a mi lado.
Y giro a la izquierda.
-¿No será a la izquierda?.- Me pregunta.
-Bueno… Mas o menos a la derecha…-
Por suerte eramos los primeros y los demás solo han de seguirnos a nosotros y no a mis indicaciones.
-Esto no recuerdo si sube mucho o no.- Comento.
Empezamos en una suave bajada que pronto se convierte en subida, llaneo subida, llaneo, subida…
Joer!!! ¿Esto era así la última vez?.
Ocupo las últimas plazas del grupo y en un cruce los de delante me preguntan por donde ir. Como no lo tengo claro no contesto hasta estar encima del cruce.
La mayoría han parado, menos Juanito y Miguel que han jugado la carta de coger el camino que sube y si se equivocan ya bajarán.
-Para arriba.- Les digo superando a los que están parados.
Se levantan voces de protesta por haber tenido que parar y tener ahora que arrancar en subida.
Llegamos al cruce que lleva a Cuatre camins o al Sot de la Remor. Paramos para agruparnos y vemos venir a 3 ciclistas con las caras compungidas por el esfuerzo.
Son conocidos o amigos de algunos del grupo y hay paradinha para comentarios varios.
-Ahora lo tenéis fácil. Es todo bajada.- Nos dicen.
Empezamos a bajar por estás fuertes subidas, que en bajada tampoco parecen tanto.
Al poco se escuchan voces y silbidos de los que bajaban mas adelantados. Vamos frenando y tras una curva los vemos parados ante un árbol caído y atravesado en el camino.
-Anda que los tres perlas nos han dicho algo.- Se oye comentar.
Desmontamos todos y saltamos el árbol para seguir bajando.
Algo mas abajo nuevas voces y silbidos. Vuelta a frenar, pero esta vez el árbol ocupa media pista y hay un paso. Poco después mas de lo mismo, otro árbol caído y atravesado en la pista. Desmonte y saltos varios para pasar.
Un último árbol caído y atravesado justo al final de la bajada nos obliga a hacer el cabra de nuevo.
Llaneamos un trozo y aparece un cruce.
-¿Por donde?- Me preguntan.
Voy algo despistado y tardo en ubicarme.
-Para la derecha.- Les digo.
Esteban que se había ubicado mejor y mas rápido que yo ya había tomado la pista.
Un llaneo, cruzamos un riachuelo y salimos a Can Draper.
-A la izquierda.- Grita Cesar. – Vamos por la segunda vuelta.-
Volvemos para Sant Celoni. Pasamos por Can Carreres y encaramos hacia la fuente de los enamorados para coger la pista que nos llevará a Palau.

Almorcismo en Can Portet
La pista la hacemos a ritmo plácido y tranquilo. Vamos sobradísimos de tiempo.
Las conversaciones se entrecruzan.
Entramos a Palau por el Barrio de la Serra y callejeamos hasta Can Portet.
Mesa larga para la marabunta que somos.
Cap y pota, llengua, cordero, butifarra… Cada loco con su tema a la hora de pedir. Porroncito de cava y coca-colas para los niños






Sant Celoni
Salimos de almorzar y tenemos un pequeño problema con mi bici y la de Juanito que parece que se quieren mucho y no hay manera de separarlas. Las bielas se han enredado y nos cuesta un rato el poder separar las bicis.
Cuando nos ponemos en marcha Juanito, Manolo y yo el resto han desaparecido. Poco mas abajo Cesar nos espera y nos dice que han tirado por el mismo sitio que hemos venido.
Nos llevan distancia, pero van a ritmo tranquilo y de chachara por lo que enseguida los cogemos.
Llegamos de nuevo a Sant Celoni y… ¡¡¡Son las 11.30!!!
Manolo me convence de ir al 3JJJ a hacer un quinto. Un quinto que acaban siendo tres y a las 12:30 o así vamos de vuelta para casa.
Ruta sencillita con poca dificultad para la mayoría, pero para los primerizos no está nada mal como ruta de bautizo.

Datos de la salida
32.00 km recorridos en un tiempo de bicicleta de 2:15:18 a una media de 14.19 km/h y una máxima de ¿¿¿101.90 km/h??? Creo que se le ha ido un poco la pinza al cacharro este. Creo que la máxima estaba en torno a los 40 km/h.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s