Almorcismo en Vilalba*

*Aunque el Restaurante pertenezca a Santa María de Palutordera queda al lado de Vilalba. (NdT)

Orga-Niza-Ción
El sábado por la tarde estaba con Manolo.
-¿Que ruta vamos a hacer mañana?- Me pregunta.
-Ni idea. Depende de donde vayamos a almorzar.
-Un momento.- Me dice mientras coge el móbil y hace una llamada.- Hola Miguel. Te paso con Tripi para lo de la ruta de mañana.
-¿Que pasa Miguel?.
-Espera te paso con Juan Carlos.
-¿Que hay Tripi?.
-¿Que pasa Juan Carlos?.
-¿Que ruta llevamos mañana?.
-¿Donde vamos a ir a almorzar?.
-Pues tenemos La Típica Cuina Catalana, Can Portet, uno en Hostalrich y alguno mas por Riells.
-Ok. Luego si puedo me miro rutas, si no una vuelta por el Montnegre y acabamos en Can Portet.
-Muy bien. Pues hasta mañana.
-Venga. Hasta mañana.
Y ya está todo organizado.
-¿Donde iremos entonces?.- Me dice Manolo.
-Pues ni idea, ya veremos.
Mas tarde me puse al google earth y en un momento me marqué una ruta a Vilalba. La convertí a gpx con la web GPS Visualizer, la subí al GPS y listos. Mañana ya veré si he acertado o no… Bueno eso si se como funciona lo de seguir un track…

Como siempre salimos tarde
Me levanto a las 7 como siempre. Desayuno, enciendo el ordenador, me fumo un cigarro mientras arranca, voy al lavabo a descargar peso… Mas o menos la rutina presalida…
También como siempre… Bueno como últimamente. Yo antes no era así… Me lío con el ordenador y voy con la hora pegada al culo. Por suerte antes de ponerme en el PC me vestí y lo dejé todo preparado. Así que agarro los cachivaches y al garaje.
Manolo ya me esperaba. Saludos, pullita por llegar tarde una vez mas, unos pocos comentarios y me voy a por la bici. Salgo del garaje coloco los cacharricos y arrancamos.
No vamos tarde pero si justos de tiempo.
Llegamos al 3JJJ y no vemos a nadie.
-Eh!!! Aquí!!!.- Oímos una voz.
Y vemos la furgoneta de Juan Carlos y una sombra detrás haciendo preparativos.
Desde casa de su cuñado Miguel nos llama.
Llega Miguel Herranz con bici nueva. Juan Carlos se une al grupo.
Miguel llega donde nosotros andando y nos explica que Juanito y Esteban están intentando arreglarle un pinchazo en la bici. Manolo se va con el mientras los otros 3 nos quedamos de chachara. Y yo intentando ver como se hace lo de navegar en una ruta ya marcada. No lo tengo muy claro, pero después de varios intentos y regirar todos los menús del GPS parece que lo consigo.
Al rato bajan los del pinchazo.
-Imposible de arreglarlo. La cubierta está pegada y no hay manera de sacarla.- Nos explican.
Vemos que Miguel viene con otra bici.
-Probaré con esta a ver.- Nos dice.
Empiezan las conversaciones cruzadas y hasta y media no nos ponemos en marcha.

Can Xarpa
Cruzamos Sant Celoni para, pasando por Can Carreres, coger dirección Olzinelles.
-¿Carretera o por Can Draper?.- Pregunto.
-Lo que quieras.- Me dicen.
-Bueno pues para evitar el barro, al menos de inicio, y para hacer una entrada diferente a la otra vez, vamos por la carretera. Eso si, agarraos fuerte que vienen curvas.
Seguimos por la carretera, pasamos bajo el autopista y en la larga recta antes de empezar la subida surgen las batallitas del abuelo.
-Yo me acuerdo cuando venía aquí con la Salle…- Contaba uno.
-Pues yo subía por aquí con tal y cual…- Contaba otro.
-Una vez yo pasé…- Se unía otro mas.
Llegamos a la curva y se acabaron las batallitas. Cada cual concentrado en su desdicha y sufrimiento, no se oía una mosca.
La subida la iniciamos Juanito, yo y Manolo en cabeza. Al poco Juanito y Manolo se me marchan unos metros y ya no soy capaz de darles alcance. Arriba llega primero Manolo, después Juanito que se ha desinflado un poco al final y al poco yo… POCOYO!!! No he podido evitarlo…
Bajamos hasta los contenedores, donde paramos a esperar a los demás que no tardan mucho en llegar.
En la parada vuelven a surgir varias conversaciones y tardamos un poco en volver a arrancar.
Lo hacemos por el sendero. ¿No queríais barro…? Pues toma barro!!!
Me ceden a mi la cabeza del grupo. El camino está lleno de barro, charcos y ramas caídas, las raíces resbalan un montón… Pero voy tan entretenido esquivando cosas y evitando caerme que en un momento salimos a Can Valls.
Nueva parada para reunirnos y escoger por donde seguir. Como el otro día ya subimos por la pista que lleva a Can Puigdemir, les propongo de llegar hasta Ca l’Agustí y subir directos Can Xarpa.
No hay objeción así que a Ca l’Agustí. Por la carretera Miguel oye cosas raras en la bici. Ya ha puesto un montón de excusas para volverse, pero no se le da cuartelillo. Juanito nos demuestra que tiene un gran día rodando como los campeones, dejándonos atrás con unas pocas pedaleadas. Los demás vamos dándole a la sinhueso, ahora con uno, ahora con otro, ahora todos juntos… No veas lo que cascan las mujeres
Llegamos al desvío y tomamos la pista. Con las lluvias el piso está muy blando y se come las ruedas, lo que normalmente es una subida sin excesivas complicaciones se hace bastante dura y a media subida hemos de hacer un alto para reunirnos y recuperar un poco el aliento.

Can Xarpa
Volvemos a la chachara y tardamos un poco en arrancar… Suerte que llevamos agua en cantidad para que no se nos reseque la boca…
Un apretón y acabamos de subir. Nueva parada en Can Xarpa para abrocharnos las chaquetas y prepararnos para la bajada… Bueno… Y para hacernos una foto, a ver si Manolo las sube… Bueno y para hablar un poquillo, para que negarlo… Si somos así de extrovertidos…
Hasta ahora no hemos tenido problemas con la ruta porque me la conozco, aún así cuando me acordaba y podía miraba el GPS y parece que clavé la ruta en el google earth, ya que veníamos todo el rato por encima de la línea. Ya veremos cuando lleguemos a terreno “desconocido”.

La Típica Cuina Catalana

Empezamos a bajar dirección Vallgorguina, como nadie mas que yo sabe el camino por mucho que corran me han de esperar en los cruces… A la derecha les digo a Juan Carlo y Juanito que iban delante, indicándoles que tiraran por un subidón de tres pares…
-Y una mierda!!!- Me dicen.
Así que seguimos bajando y en un momento estamos en Vallgorguina. Hacemos un nuevo alto para reunirnos, pero ahora el hambre empieza a apretar y las paradas se hacen mas cortas. Callejeamos por Vallgorguina para salir a la depuradora y coger el camino de los viveros que nos dejará en la pista del Corredor.
¿Barro? Eso no era barro, era un lodazal, seguro que había anacondas, cocodrilos y dinosaurios y extraterrestres y… Buff!!!
Cada uno pasa por donde puede o por donde cree mas conveniente con mas o menos suerte, finalmente no sufrimos bajas y podemos estar contentos. Por suerte eso solo son los primeros metros después de la depuradora y al poco, aunque con algo de barro se puede volver a rodar bien.
Pasamos los viveros y se empiezan a oír las trompetas que anuncian el Corredor…
-Ya podéis ir preparando el plato pequeño.- Anuncio.
Y entramos a la pista del Corredor. Lo bueno, es una pista muy pisada, no hay barro y el piso está duro. Lo malo… Todo lo demás…
La entrada es durilla, luego suaviza bastante aunque sin dejar de subir.
Juanito y Juan Carlos imponen su ritmo y se marchan en cabeza. Miguel y yo a otro ritmo les precedemos. Por detrás Manolo, Esteban y Miguel Herranz cierran el grupo.
Después de pasar una rampa que vuelve a ser un poco exigente hay un nuevo alto para reunirnos. Son casi las 10, hay hambre y la ruta empieza a pasar factura a las piernas.
-Venga que ya no queda mucho.- Les digo.- Un tramo mas o menos como lo que acabamos de subir, algo mas suave y empezaremos a bajar.
Volvemos a arrancar en el mismo orden que antes. Ahora intento ir mas cerca de los de delante para que no se pasen el cruce. Al llegar a el les doy una voz.
-Ahí a la derecha.- Les grito.
Empezamos a bajar y al poco me paro para ver si los de atrás nos han visto girar. Veo que si y ya enfilan todos la bajada. Así que a bajar se ha dicho. Cosa rara pero voy dejando a la gente atrás y casi llegando abajo voy frenando mucho para que me den alcance. Cuando lo hacen cruzamos un riachuelo y volvemos a subir. No es muy larga pero lo disimula bastante bien. Acabamos la subida con Miguel en los primeros puestos del grupo, hoy tiene un buen día y se le nota rodar mas suelto y mas en cabeza que otras veces.
Paramos arriba a reunirnos y Miguel usa el método del espaldarazo para parar.
-Joder!!! No podía sacar el pie y o me tiraba o me caía.- Nos dice.
Una vez reunidos volvemos a bajar.
Ahora viene cuando lo matan… Si aquí la he cagado marcando la ruta a saber donde saldremos.
Paramos abajo para consultar el GPS y ver por donde ir. El trasto marca a la izquierda por donde estamos y casualmente hay una pista… Pues la seguimos.
-¿Estas seguro?.- Me preguntan.
-No. Pero es lo que dice el GPS.
Una pequeña bajada, un riachuelillo y otra vez a subir. Acabada la subida hay varias alternativas.
-¿Por donde Tripi?.- Me preguntan.
-Ni idea. Tengo que mirar el GPS. Un momento que paro a mirarlo.
-Ya se donde estamos.- Dice Juan Carlos.
Salvados!!!
Cogemos el camino de la derecha y nos metemos en la Baronía del Montseny. Miro el GPS y lo tenía bien marcado el camino, pero si alguien lo tiene mas claro mejor.
Callejeamos por la urbanización.
-O bajamos a la carretera y vamos por carretera a la Típica o miramos de enlazar con Canada Park para salir mas cerca, pero me suena que hay unos subidones bastante fuertes.- Me dice Juan Carlos.
Los demás a lo tonto a lo tonto se van pillando las calles que bajan y como ninguno protestamos pues para la carretera.
Entramos en la carretera, Juanito, Juan Carlos y Manolo se marchan hacia delante en grupo. El resto nos descolgamos unos metros y cada cual a su bola. Las ganas de llegar hacen milagros y en un momento estamos dejando las bicis y entrando por la puerta del restaurante poco después de las 10.

Almorcismo
Como siempre, porroncito de cava que no falte, y ante un aplastante 5 galtas a 2 pinchos, Juanito y yo perdemos en el marcador pero no en el plato. No veas como estaban los pinchos… Las galtas tampoco debían de estar nada mal porque ninguno protestó ni dejo en el plato mas que el hueso. Cafelito y esta vez pecamos y le dimos al chupito de orujo.

La vuelta
Unos cuantos querían volver por carretera, a otros les daba igual y Juan Carlos y yo preferíamos volver por Sanata. Entre el poder de persuasión de Juan Carlos y unas mentirijillas de que tampoco es tanto, no tardaremos mucho mas y casi no hay subida por mi parte, logramos convencerlos y nos encaminamos por Sanata.
El solete y el rodar en carretera casi llana devuelven pronto el calorcillo a las piernas y en poco tiempo estamos rodando a buen ritmo. Llegamos a las rotondas y vemos que algunos van descolgados, pero nos tienen a la vista. Nos desviarnos para Sanata en la rotonda. Miguel, Miguel Herranz y Manolo ruedan un poco despacio para que Esteban les de alcance. Juanito y Juan Carlos se han ido para delante y yo me voy en su busca para que esperen, tras una curva los veo unos metros mas allá parados esperando.
En la curva hay un montón de nieve aún sin derretir y me paro allí a esperar. Cuando tengo a tiro a los que vienen por detrás empiezo a tirarles bolas de nieve.
-Saleroso…
-Que ideas mas buenas tienes…
-Tírame una a mi…
Y cosas por el estilo me dicen mientras se acercan y esquivan las bolas de nieve.
El orujo me empieza a hacer efecto y estoy descolocado totalmente. De todo este tramo hasta arriba de la ermita de Sanata tengo vagos recuerdos, sobretodo de un calorcillo que me recorria el cuerpo…
Miguel corona en primer lugar, seguido por el menda, Manolo y el resto del grupo. Juanito tubo algún percance y llegó algo mas tarde. Si dijo lo que le había pasado no me enteré… O no me acuerdo… Maldito orujo!!!
Seguimos adelante hasta la carretera donde hacemos un nuevo alto para reunirnos y ver que camino tomar.
Al final me dicen que decida yo. Como Miguel Herranz tenía que ir al Puente Roto decido bajar por la carretera hasta poco antes del cruce para coger la carretera que sale allí a la izquierda y llegar a Moixerigues.
Bajada rápida por la carretera, tomamos el desvío y subida lenta. Primero bastante agrupados y después en un “campi qui pugui” cada cual con las fuerzas que le quedan. Llegamos a Moixerigues bajando, una miniparada para reunirnos y reanudamos quien mas quien menos con ganas ya de llegar.
Esteban nos dice de pasar por un camino que pasa por el lado las vías y evitarnos la carretera. Miguel Herranz se despide y nosotros nos despedimos de el recíprocamente.
Esteban nos mete por un senderillo que lleva a las vías, allí por encima del puente pasamos por un lateral bastante apañao…
-¿Y si viniera un tren?- Pregunto.
Dicho y hecho. Escuchamos y vemos venir un tren de mercancías y Miguel, Juan Carlos, Manolo y yo en medio del puente, Esteban y Juanito ya han pasado. Paramos mientras pasa el tren, no hay ningún problema en seguir, pero creo que a todos nos pilla de nuevo y… Mas vale prevenir… Cuando pasa el tren continuamos y salimos al bujero de las Ranas.
Manolo se queda en casa y un poco mas adelante yo hago lo propio.
Al final nos ha salido una ruta muy apañada en la que el barro le ha puesto un punto de dureza extra.

Datos de la salida
34.04 km recorridos en 2:30:25 de bicicleta a una media de 13.57 y una máxima de 46.52.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s