Almorcismo en Massanes

Muchas bajas
A la ya sabida baja de Perolo, siempre tan espectacular en todo lo que lo relaciona con el deporte, se unió la de Pons, que a última hora se echó atrás, la de Raul que había intentado llamar a Miguel la noche anterior y no apareció, la de Jordi no llegué a enterarme de la razón y la de Cesar que estuvo ilocalizable el día anterior y a última hora del sábado también comunicó su no asistencia.
Total quedamos los 7 fantásticos: Miguel, Juanito, Manz, Manolo, Agui, Gonza y un servidor.

Inicio ajetreado

Pasaban unos 5 minutos de las 7:30 cuando me dirigía al garaje y ya encontré a Manolo allí esperando.
Saludos, gruñidos y esas cosas que se hacen recién levantados y entré a por la bici. Manolo me comunicó la baja de Pons y comentamos la de Perolo.
Primer contratiempo al intentar poner el gps en el supersoporte de mi invención, con el soporte en la potencia el tornillo no llega, así que quítalo de la potencia enrosca el gps y vuelve a montarlo. No llega al minuto la operación, pero es un coñazo y mas si lo haces recién levantado y con las manos frías.
Mientras hablábamos aparece Gonza. Mas saludos y menos gruñidos.
Mientras Gonza sacaba la bici del garaje escuchamos una explosión (¿Deflagración?) o un golpe muy fuerte o… Algo que hizo mucho ruido y levanto el vuelo de la bandada de palomas que había en la plaza.
Suena mi móbil y es Miguel para avisarnos de que tenía llamadas perdidas de Raul y era posible que no viniera.
Continuamos hablando Manolo y yo, cuando llega Gonza nos hace ver unas llamas que parecen salir de un balcón.
-Habrá que llamar a los bomberos.- Dice Gonza.
Como tenía el móbil en las manos llamo al 112. Mientras llamaba llegan Manz y Gonza. Como es normal me piden la calle y el número de donde hay el incendio, al no saberlo, ya que era varias calles mas allá le digo que me acercaré y volveré a llamar.
Entre los nervios, el móbil, si me pongo o no los guantes y arranco o no. Vemos como las llamas se apagan.
Sin guantes para volver a llamar nos ponemos en marcha y llegando a la Seat me suena el móbil. Son los bomberos preguntando por el fuego y la dirección.
Les explico que aún no he llegado, pero que las llamas se han apagado y que las llamas no salían de un balcón, si no de una chimenea. Me dice que se queda a la espera y que le de la dirección cuando llegue. Vuelvo a montar, llego a la calle y vemos como una mujer en la misma casa se asoma a una terraza y mira la chimenea. Les doy los datos a los bomberos, les vuelvo a decir que el fuego está apagado, que los de la casa parecen estar al corriente de la situación, ya que los hemos visto asomarse, y que desde fuera parece todo controlado. Me dan las gracias y cuelgan.
En esto vemos venir un coche de la policía local seguido de uno de los mossos. Les indicamos por señas la casa y se van para allí.
Vuelve a sonar el móbil, son los mossos que tienen un aviso del 112 y que una patrulla viene para aquí. Les digo que ya ha llegado. Me vuelven a dar las gracias y cuelgan.
Móbil de nuevo, es Miguel preguntando algo, pero no recuerdo el que.
Manz parece conocer al dueño de la casa y se va a hablar con el y los policias, yo me acerco y les explico lo sucedido.
Finalmente pasadas las 8 nos ponemos en marcha hacía el 3JJJ.

Ahora si. Biciclismo sin mas líos.
En el 3JJJ esperan Miguel y Juanito. Le doy a Juanito el casco que me había pedido prestado e iniciamos la ruta.
Para evitar la primera parte de la pista, que suele estar encharcada hasta los topes y en bastante mal estado, vamos en busca de una entrada alternativa que ya hemos usado en otras ocasiones. Salimos dirección las Borrelles y desde ahí a la carretera. Cruzamos la carretera para entrar por los bomberos, que por cierto tenían el camión en la puerta preparado para salir.
-Lo mismo alguien ha llamado por un incendio.- Comento.
Continuamos para cruzar el puente sobre el autopista y nada mas salir de el giramos a la izquierda por una pista.
Tras un primer tramo de llaneo viene la subida. O charcos o subida es lo que hay. La cabeza la formamos Manz, Gonza y yo, seguidos de cerca por Agui y Manolo, seguidos a su vez por Miguel y Juanito. Una vez arriba se escuchan voces de protesta. Y no por boca de Juanito.
-¿¿¿Pero esto no era todo llano???- Dice Gonza.
Juanito no dijo ni pio, aunque creo que no por falta de ganas si no de aliento para decir algo.
Primera parada técnica para beber un poco y recuperar el resuello.
Nos ponemos de nuevo en marcha ahora en bajada, hasta cruzar bajo el autopista donde tomamos la pista en llano que nos llevará a Hostalrich.
Aquí poca historia hay, rodamos plácidamente, la cabeza se va alternando entre los diferentes componentes y los que ruedan un rato alejados en las primeras posiciones al poco están a la cola. Mas que nada depende de con quien entables conversación. El único que se veía un poco mal era Miguel, llevaba ropa de entre tiempo y el frío le estaba pasando factura, por lo que siempre ocupaba una de las últimas posiciones.
Sin mas historia llegamos a Hostalrich donde hacemos otra parada técnica, a pie de carretera, para reagruparnos y ver que ruta había que seguir ahora.
Todo carretera hasta Massanes, los dos que conocían alguna pista para llegar a Massanes no han venido.
Nuevamente en marcha por la carretera. Miniparada obligada para que Gonza conteste al teléfono y vuelta a las andadas. Llegamos al cruce de Massanes Gonza y yo a la cabeza, aquí empezamos a subir.
-Dicen que al final está lo mas duro.- Me comente Gonza.
-No se, nunca he venido por aquí.- Contesto.
Manz que se había quedado en el grupo de atrás nos da alcance, nos supera y Gonza se va a su rueda. Yo… No soy capaz y continuo a mi ritmo.
Para cuando me quiero dar cuenta ya veo el cartel de Massanes y llego donde Manz y Gonza están esperando.
Esperamos al resto del grupo que no tarda mucho en llegar y nos dirigimos a Cal Charly para almorzar.

Almorcismo
Dicen que una imagen vale mas que mil palabras. Aquí os dejo mas de 6000 palabras en imagenes, que ustedes lo lean bien.

Antes de sentarnos ya teníamos las copas llenas, se nota que había sed.

Chipirones, sonsos y dos merluzos mirando no se donde.

Juanito explicando sus historias. Gonza parece interesado, pero Agui parece mas interesado en la ternera con setas.

Aquí Gonza nos explica las bondades de Malaga y su pescado. Y nos hace ver lo malo que está aquí el pulpo a la brasa comiéndoselo todo.

Miguel haciendo los honores y trinchando el pulpo a la brasa.

Falta la foto de las gambitas a la plancha, pero si me paraba a hacer fotos no las cataba.
La verdad estuvimos bastante comedidos, tanto en la comida como en la bebida, la sombra de los 23 km de vuelta planeaba en nuestro subconsciente.

La vuelta
Iniciamos en bajada, cosa de agradecer y mas con la barriga llena. Agui, Manz y yo salimos unos minutos después dándole a la sinhueso y la bajada la hicimos con bastante calma hablando.
Yo voy bebiendo agua desde que hemos salido, poco a poco pero muy seguido, no tanto por sed como para ayudar a digerir la comida y diluir los efectos del vino.
Llegando casi a Hostalrich encontramos a Miguel parado y eso que había salido el primero.
-¿Y los demás?- Preguntamos.
-Me han pasado, pero he visto un grupo de ciclistas que se iban dirección Maçanet y no se si serán ellos que se han equivocado.- Contesta Miguel.
Decidimos seguir hasta la entrada de la pista y si no estaban allí llamarlos por teléfono. Justo en la entrada de la pista los vemos parados.
-Iban con bicis de carretera. Nos los hemos cruzado.- Nos dice Gonza.
Miguel aprovecha el parón para llamar a Juan Carlos y ponerle los dientes largos. Manz ayuda al caudal del Tordera con una pequeña aportación extra.
Nos ponemos en marcha, al principio sin mucho ánimo pero poco a poco vamos ganando en velocidad. Miguel y Manolo cierran el grupo bastante atrás tomándoselo con calma. Juanito va de un grupo a otro aprovechando los parones en el grupo delantero, para finalmente pagar su falta de experiencia y saber estar sobre el sillín y ocupar la última posición. Los demás al ponernos a hablar aceleramos sin darnos cuenta y abrimos hueco, cuando alguien se da cuenta bajamos el ritmo y nos reunimos para volver a la conversación y volver a abrir hueco, etc…
A la altura de Gualba, Manz y yo nos habíamos ido un poco adelante despistados. Llegamos a un cruce a un lado el Tordera y al otro la pista que hemos de seguir. Me paro delante del Tordera.
-¿Por aquí vamos a pasar?- Me pregunta Manz.
-A ver si alguien cuela y lo intenta.- Contesto.
Y esperamos. Al poco van llegando los demás pero no cuela, no hay ningún echao palante. Así que retomamos la pista.
Ahora entramos en la parte mala de la pista, charcos inmensos que ocupan todo el ancho de la pista, constantes rampas cortas de subida y bajada, suelo lleno de piedras, arena y obstáculos varios.
Este tramo lo hacemos bastante agrupados.
En un despiste Agui se come un charco sin poder bordearlo, se le traba la rueda delantera en medio del charco con una piedra y casi acaba rebozado en barro. Por suerte tuvo la habilidad de poner las manos y evitar el chapuzón.
El resto del tramo paso sin mas contratiempos que la pesadez de piernas y la pesadez del terreno, tanto por las dificultades del mismo como por las ganas de llegar.
Ya en la cementera el grupo se divide en dos, el grueso del grupo se va cruzando el puente por el polígono al 3JJJ a culminar la jornada, menos Juanito que llegaba tarde para una comida familiar y Manz y yo que seguimos por la pista para ir a casa.

Datos de la ruta:
46.99 km recorridos en un tiempo de bicicleta de 2:50:51 a una media de 16.50 y una máxima de 46.92.

Informe IBP:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s