Maçanet por carretera

Preparación
A las 7:30 aproximadamente me llega un mensaje de Manz diciendo que parecía que iba a llover y que prefería no salir hoy. No se yo si la lluvia que ha influido en esto ha sido mas la lluvia de cervezas que caería ayer por la tarde.
Como ya estaba levantado he decidido salir yo solo, aunque fuera a dar una vuelta.
Sin rumbo fijo salgo del garaje. ¿Un Sant Martí o Maçanet? Eran mis alternativas.
Una idea de última hora me hace callejear por Sant Celoni en busca de las salidas del Club Ciclista, a ver si los pillaba y me animaba a salir con ellos. Llego demasiado tarde y ya no están, así que sigo dudando.
Bajo hasta el cruce frente a los bomberos y allí mismo tomo la decisión.
Los montes del Montnegre están tapados por nubarrones. Solo faltaría que se me ponga a llover por ahí arriba. Carretera y manta que siempre puedo llorar para que vengan a buscarme en coche si llueve mucho.

La ida
Salgo a la carretera que, por lo temprano de la hora y el día “feo” que hace, no lleva mucho tráfico. Voy con todo lo que da la bici. Saliendo de la rotonda de Gualba veo al fondo dos ciclistas con el maillot del CC Sant Celoni. Si los pillara y pudiera ir con ellos no se me hará tan pesada la recta. Así que aprieto el pedaleo a ver si hay suerte.
Cuando inicio la recta sigo dando pedales como un loco. Mantengo la velocidad a 32 km/h y parece que les voy recortando.
Llego a su rueda poco después del cruce de Breda, me cuelgo de ellos y estoy un rato callado recuperando el resuello. Ellos marchan a unos 28/29 km/h así que tampoco me da para recuperarme fácilmente.
Cuando respiro con normalidad los saludo con un buenos días. Hacen ademán de apartarse a lo que les digo que no hace falta, que ya tenía trabajo en ir allí.
Pasado Hostalrich empiezo a hablar con uno de ellos. Salían a dar una vuelta porque hacía tiempo que no tocaban las bicis, llevaban dirección Tordera.
En el cruce de Maçanet nos despedimos y les doy las gracias por llevarme.
Inicio un tramo que me lo se de memoria en coche y me daba la sensación de ser durete. La verdad en ningún momento llegué siquiera a plantearme quitar el plato grande, por lo que mi apreciación era erronea.
Poco después de las 9 entraba en Maçanet.

La vuelta
Di un par de vueltas por algunas calles del pueblo y me entretuve a hablar con algunos conocidos. Después empecé el camino de vuelta.
La bajada como la seda y sin problemas. El tramo hasta pasar Hostalrich lo esperaba peor, sobretodo la variante.
Llegando a la recta pienso en lo bien que me iría una buena rueda a seguir y la suerte que había tenido a la ida. Inicio la recta y veo delante un grupo de 5 ciclistas. Esta es la mía, si soy capaz de llegar a ellos estoy salvado.
Vuelvo a apretar el pedaleo y vuelvo a los 32 km/h sostenidos. Poco después del cruce de Caserans ya cuelgo de la rueda del último del grupo.
Aquí no tengo opción de recuperar mucho y me cuesta mucho el seguir a rueda. Llevan un ritmo de 26/27 km/h y voy siempre justito, justito.
Continuo tras ellos, sudando a chorros y sin posibilidad de recuperar el aliento. Mientras ellos van hablando tan tranquilos. En Sant Celoni les digo adiós, sin poder darles las gracias por falta de aliento.
No son ni las 11. Llamo a Manolo y vamos a Can Dolça a por el merecido bocata de los campeones.

Datos de la salida
Km recorridos: 57.79
Tiempo empleado: 02:23:28
Tiempo real: 2 horas 45 minutos aproximadamente
Vel media: 24.17
Vel maxima: 48.63

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s