Tordera

Salida
El sábado tarde Manolo se ofreció voluntario a irnos a recoger con la furgona si hacíamos una ruta que tenía yo en mente y terminaba en Tordera.
Manz estaba de acuerdo, Manolo no tenía problema en irnos a buscar y yo era el promotor, así que estando todos de acuerdo esa sería la ruta elegida.
A las 8 estaba esperando a Manz cuando aparece Pons en el coche.
-¿Que a trabajar?- Le digo.
-Mas bien al trabajo. Lo de trabajar solo si me obligan.-
***Risas***
Mientras estábamos hablando aparece Manz.
Saludos de rigor, Pons se despide y nosotros nos ponemos a los pedales.
-Espero que no nos pille la lluvia por allí arriba.- Le comento a Manz.
-Mientras no nos pille en un punto que sea igual de chungo el continuar que el volver.-
Mi idea era subir por la pista de Sant Martí, que siendo mas pisada tendría menos barro. Manz propone hacerlo por Can Puigdemir, Can Poliva y “Mortirolo”…
-Hace mucho que no la hacemos en este sentido.- Me dice.
No me parece mal, mas sabiendo lo que me cuesta la pista de Sant Martí.
Todos de acuerdo pues en marcha.

Can Poliva
Como siempre salimos en busca de Can Draper y desde ahí a los contenedores. Primer alto en los contenedores a recuperarnos de los primeros km. Seguimos por el sendero hasta Can Valls y tomamos a la derecha hacia Can Puigdemir. Creo que han vuelto a abrir nuevas pistas o se me pasaron por alto la semana anterior.
A media subida unas motos que venían desde Ca l’Alzina Vell encaran una trialera que les va a llevar por donde he de pasar, acelero, consigo pasar antes que ellos y me ahorro el tener que pararme para dejarlos pasar. Aun así mientras me van adelantando, son unas 10 motos, me obligan a circular pegado al margen por zona de barro y piedras. Unido al cambio de ritmo que hube de hacer me dejan un poco fuera de punto y he de regular para no cagarla de inicio.
Llego sin mas al final de esta primera subida donde Manz me está esperando.
Nuevo alto para beber y recuperarnos un poco.
Continuamos por el ya sabido tramo hasta Can Poliva, donde hacemos un nuevo alto antes de encarar el Mortirolo.
-La última vez no fui capaz de subirlo.- Le digo a Manz.
-Lo que mas jode es el tramo de antes que tiene una subidilla que te deja tibio.-

Coll de Can Benet
Iniciamos el asalto al Mortirolo, la primera rampa se las trae pero la subo mejor de lo que esperaba. Recupero en el llaneo que la sigue para afrontar ahora si el temido Mortirolo.
Iniciamos las primeras rampas y voy hasta sobrao quinto o sexto piñón y sin problemas. Pasamos la primera curva y aquí la cosa se complica, empiezan a caer piñones. Llegamos a la siguiente y no se ve el fin vuelan los últimos piñones y solo queda resignarse, poquito a poquito arañando metros llegamos al desvío.
Continuamos sin parar recuperando sobre la bicicleta, una rampa por aquí, otra por allí y pasando la curva del eructo (Donde tenemos también una foto con la nieve.) Manz me espera para hacer un alto.
-Ahora ya es bajada hasta la Creu d’en Ginestar.- Me dice.
-Eso espero. Parece mentira que cuando lo haces en un sentido parece que solo subas, y si lo haces al contrario lo mismo.-
Volvemos a montar y bajando con alguna que otra rampilla de las de subir llegamos a la Creu d’en Ginestar tomando a la derecha dirección Sant Martí. Continuamos bajando, dejamos la ermita y el restaurante a la izquierda para continuar por ahora bajando.
En el primer cruce Manz frena.
-¿Por ahí?- Me pregunta.
-No!!! Recto!!!-
-Pues yo hubiera girado por ahí.-
Empezamos a llanear, afrontamos algún que otro falso llano y alguna rampa sin mucha entidad. Tengo problemas al bajar plato, se me sale la cadena, lo que me obliga a cambiar antes de empezar las subidas. Algunas no lo necesitan, pero al no conocer el terreno lo hago igualmente y eso me hace perder bastantes metros respecto a Manz.
Nos encontramos en la linea de visión otro ciclista. En las subidas Manz le da alcance y se coloca a su rueda, en las bajadas me espera y lo deja marchar.
-Creo que lo tengo mosqueao.- Me comenta Manz después de tres o cuatro de rampas haciendo lo mismo.
Llegamos al Coll de Can Benet (Creo que se llama así, no tengo el mapa así que puedo equivocarme.) y Manz esta a rueda del ciclista de antes.
-A la izquierda!!!.- Le grito.
El otro también lleva el mismo camino que nosotros. Manz lo deja marchar y me espera.

L’ Esplai
Una vez reunidos Manz vuelve a acelerar, vamos recortando terreno al que nos precede, aunque yo lo pierdo en los inicios de las rampas al hacer el cambio de plato demasiado pronto.
Manz me va distanciando y pierdo de vista a ambos. Yo sigo a mi ritmo y en muchas bajadas y llaneos paso de cambiar plato para evitar el despiste y la salida de cadena.
Llego a la Font de la Brinxa y me paro a beber, sale solo un hilillo de agua suficiente para beber algo fresco.
Continuo el camino que ya se me está haciendo largo. Empiezo a ver nubes que se agolpan en las cimas de algunos montes.
-Mierda!!! Lo único que me falta, que se ponga a llover ahora.- Pienso.
Continuo el que se me hace eterno tramo, mas por las ganas de ver algo conocido y por miedo a la lluvia que por otra cosa. Me decido a cambiar de plato y meter mas ritmo. Al poco llego a l’ Esplai creo que se llama Can Benet Vives y es un albergue o algo así.
Manz me espera allí.
Paro a beber un poco y recuperarme, pero por miedo a la lluvia continuamos al poco.
Manz me comenta que las flechas no indican bien, bien el camino que propongo para continuar. Imagino que las flechas indican donde está la población y no el camino a seguir, si no deberíamos continuar por una pista que me da mala espina.
-Tenemos que ir siempre dirección Hortsavinya.- Le digo.
Y como esa flecha si señala el camino que yo creo correcto por ahí nos vamos.

Coll de Palomeres
Enseguida empezamos a bajar. Nos cruzamos con varios ciclistas que van subiendo. Y de pronto nos encontramos un cruce en que no sabemos por donde tirar. Una señal indica vagamente la dirección pero por ahí surgen dos caminos. Por suerte un grupo de unos ocho o nueve suben por una de las pistas y se paran en el cruce.
-¿El camino de Tordera?- Les pregunto.
-Por ahí.- Nos dicen señalando una de las pistas.
Nos despedimos y continuamos.
Empezamos llaneando y poco a poco la pista empieza a subir.
-Mierda!!! ¿No me jodas que hemos de subir ese monte?.- Me dice Manz.
-Espero que no, aunque tiene pinta de que si.-
Concienciados como estábamos de que ahora tocaba bajar el toparnos con una nueva subida nos deja hundidos y al principio nos cuesta mucho el subir.
Por suerte nos resignamos pronto y vamos subiendo a buen ritmo.
Nos topamos con un nuevo cruce. Por suerte está señalizado pero me rompe los esquemas. Hortsavinya es por una pista y Tordera la indica por otra.
-Creo que había que ir para Hortsavinya, pero si ahí indica Tordera vamos a hacer caso a las señales.- Le digo.
Subimos una rampa durilla y vemos un nuevo cruce y un palo que indica que estamos en el Coll de Palomeres.
-Muy bien!!! Sabemos donde estamos. ¿Pero por donde leches tiramos?.- Dice Manz.
Se acerca a otra señal que sobresale tras unas matas.
-Por ahí se va a Hortsavinya, Calella, Pineda, etc… Pero de Tordera no dice nada. Así que por aquí.- Me dice.
Lógica aplastante, solo falta que los caminos y señales sigan la lógica.

Tordera
Ahora volvemos a bajar. ¿Se habrán acabado las subidas?. No las tenemos todas con nosotros, pero aprovechamos la bajada.
Al poco ya parece que si va a ser la bajada definitiva hasta Tordera y empezamos a ver casas de lo que suponemos son urbanizaciones.
-Habría que llamar a Manolo.- Me dice Manz.
-Si, pero vamos a esperar un poco a ver si vemos un cartel para asegurarnos que que vamos bien.-
Bajamos un poco mas y pronto aparecen carteles que nos indican que hemos acertado.
-Mira!!! Tordera!!! Y Hostal de Sant Llop!!!. Vamos bien. Paramos en ese cruce.-Le digo.
Nos cruzamos con dos ciclistas mas que van subiendo y paramos.
-Mientras llamo mira en el mapa a ver lo que nos queda.- Le digo a Manz.
Llamo a Manolo, le digo que ya estamos bajando. El saldrá ahora. Cuando lleguemos lo llamaremos para decirle donde hemos salido, pero siendo el domingo día de mercado quedamos provisionalmente en el primer párking para que no tenga que dar muchas vueltas con la furgona en el follón que se monta.
Manz le está dando vueltas al mapa.
-Ni idea de donde estamos.- Me dice.
Cojo el mapa y le indico donde estamos y lo que nos queda. El haber preparado la ruta me da ventaja a la hora de ubicarnos.
-Mira el Coll de Palomeres. Sant Llop y el Hostal de Sant Llop. Estamos aquí. Nos queda todo esto, solo espero que sea bajada.- Le indico sobre el mapa.
Guardamos los trastos y seguimos bajando.
Pista ancha en fuerte bajada, con mucha arena y piedras sueltas. Manz en su salsa, como siempre yo soy mas cagueta y freno mucho.
Salimos a un nuevo cruce, dejamos de lado la urbanización de Can Camps y nos decantamos por una carretera asfaltada en bajada.
-La urbanización había que bordearla, así que debe ser por aquí.- Le digo.
La bajada sigue siendo fuerte, pero el asfalto da mas sensación de seguridad. Al principio Manz me deja hacer en previsión a nuevos cruces, viendo que no los hay me adelanta y baja a todo trapo.
De buenas a primeras salimos de nuevo a pista.
-Joer!!! Que raro!!! En ese tramo asfaltado no hay casas ni nada. ¿Se les acabaría el presupuesto?.- Comento con Manz.
En el tramo de pista si que vemos casa al lado de la pista. Un poco mas adelante volvemos a encontrar asfalto, mas adelante pista y nuevamente asfalto. Que cosas mas raras hacen por aquí.
Llegamos a lo que parece ser el fin de la bajada, empezamos a llanear y llegamos a un cruce donde Manz para.
-Mira Les Ferreres, ya se donde estamos. Salimos antes de Tordera.- Me dice.
-¿Queda mucho?-
-No creo, dos o tres kilómetros.-
Volvemos a los pedales y metemos todo el desarrollo. Llaneo, bajada, llaneo, bajada… Cooooño!!! Una subida.
Bajo plato mientras Manz baja piñones, a media rampa voy a su rueda y acaba bajando plato. Volvemos a bajar y a meter todo el desarrollo.
Por fin vemos el cruce con la carretera.

Y fin
Paramos justo en el cruce y llamamos a Manolo. Acaba de pasar Hostalrich, le indicamos donde estamos y nos vamos a la isleta a esperarlo.
Comentamos la ruta mientras esperamos. Ha sido bastante buena y no estamos ni la mitad de cansados que la semana anterior.
-La suerte es que no hay que volver en bici. Si no…- Me dice Manz.
Al rato llega Manolo. Cargamos las bicis en la furgona, nos subimos y empieza a chispear.
-Pues nos ha venido de un pelo de mojarnos.- Comentamos.
Como en Tordera es mercado decidimos volver a Sant Celoni para almorzar.
Llegando a Sant Celoni son casi las 12 y yo tengo invitados en casa, ademas de ser mala hora para almorzar. Vamos hasta Can Dolça y nos tomamos una jarrilla de cerveza con limón para celebrar la ruta.
Desde allí vuelvo en bici para casa, mientras Manolo lleva a Manz a su casa.
Una ruta diferente, con sus mas y sus menos pero entretenida.
Por cierto hemos visto un cruce por allí arriba a Hostalrich, tal vez un día caiga una ruta con ida y vuelta en bicicleta.

Datos de la salida
Km recorridos: 37.57
Tiempo empleado: 02:36:38
Tiempo real: 3 horas y cuarto aproximadamente
Vel media: 14.39
Vel maxima: 63.69

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s