Pedalada pel Montnegre 2007

Prolegomenos
El sábado me encontré a Perolo en Mataró Park y lo convencí de que viniera a la pedalada. La verdad es que se le veía con ganas, aunque con algo de respeto despues de tantos dias sin coger la bici a causa de la lesion de rodillas, y no me costó demasiado convencerlo. Eso si, tenia clarísimo que solo venia si hacíamos la corta.
Quedamos a las 7:30 en el gym, para que pudiera hacer la inscripción. No las tenia todas conmigo y ya me veia a las 7:30 mas solo que la una hasta que llegara Manz, pero Perolo suele ser un tio de palabra y le di el beneficio de la duda.
Asi que a las 7:40 ya estaba yo en el Burejo de las ranas esperando. Poco antes Manz me mandó un semese diciendo que iría directamente al BdlR (Burejo de las ranas.).
Al llegar me encontré a Diego, que en esta ocasión no participaba ya que formaba parte de la organización.
-¿Que preparado?.- Me pregunta.
-Si, pero voy a la corta.
-¿A la corta?.
-He quedado con un colega que solo venia si iva a la corta, ademas la larga la hice la semana pasada y tuve que abandonarla al final por falta de piernas.
-Vaya ciclista que estas hecho.- Me dice entre risas. Y se da media vuelta para volver a un corrillo de organizadores.
Me enciendo un cigarrillo para ir calentando. Diego me vuelve a mirar.
-Eso si que va bien antes de empezar.
-Esto esta reservado para los deportistas de élite. Pero élite con h.- Nuevamente risas y vuelve al corrillo.
Viendo que pasaba el tiempo y Perolo no aparecía decidí llamarlo al móbil. Pero me salió el contestador. Pese al frío de aupa la mosca detrás de la oreja se presento en su puesto de guardia.
Mientras guardaba el teléfono lo veo aparecer. Cosa que agradeció fervientemente la mosca tras orejera que se fue de nuevo a la cama. Que suerte la suya.
Saludos cordiales y rápidamente se dirige a formalizar la inscripción. En estas hace su aparición Manz. De nuevo saludos, varias referencias al frío e intercambio de pareceres con los diferentes conocidos que van apareciendo y desapareciendo.
En estas veo a Verges, un colega del curro.
-¿Vienes a la pedalada o solo a almorzar?.- Le pregunto.
-Solo a almorzar. Aun estoy con la lesión de espalda. David tampoco viene, esta mañana venía de fiesta el tío. Así que tengo para dos bocatas.
Es lo que tienen las preinscripciones.
-Mauri si que viene. Esta aparcando el coche.- Continua diciendo.

La salida y primeros metros
Manz empieza a dar saltitos pelado de frío.
-Si que tardan en empezar.- Dice entre salto y salto.
-Aun no son las 8:30.- Le contesto.
-Ah!!! ¿Empieza a las 8:30? Si lo se vengo más tarde.
Anuncian que en 5 minutos se va a dar la salida. En cinco minutos me da tiempo a fumarme un cigarro, pero no lo hago por no quitarme los guantes.
La gente empieza a colocarse en la salida. No veas que gentío.
El coche de policía que abre la marcha en el tramo del pueblo se pone en marcha y la marabunta tras el. Pasan un par de minutos y aun no nos hemos movido del sitio de la cantidad de gente que hay. Estamos mas o menos en las tres cuartas partes del grupo hacia el final. Por fin unos 4 minutos después de darse la salida nos ponemos en movimiento.
Vamos bastante juntos unos con otros, pero poco a poco el grupo se va estirando. Manz y yo vamos en paralelo, Perolo viene a rueda.
Salimos del pueblo, adelantamos a unos pocos pero son muchos mas los que nos adelantan, aun así no vamos últimos.
Cogemos la pista en dirección a Can Draper, Manz adelanta un grupito que circulaban bastante lentos mientras yo me quedo detrás de ellos. Aquí ya pierdo a Manz de vista, el va a hacer la larga y se da un poco mas de prisa.
Perolo me alcanza y adelantamos el grupillo.
-Que frío. Ya tengo los dedos helados.- Me dice Perolo.
-Tranquilo. Ya mismo empezamos a subir y se quitara el frío.- Le contesto no demasiado convencido… De lo de quitarse el frío, sobretodo el de las manos.

Primeras subidas
Bajamos muy tranquilos después de Can Draper para rebajar la sensación de frío. Una curva, se presenta la primera subida y el primer amontonamiento de gente.
Empiezo a subir a plato mediano, pero viendo que adelantar es muy difícil sin jugarse el porrazo, bajo plato y me coloco a rueda de los que creo que son los hijos del Pep (Donda), al menos su mujer abría el grupo.
Superamos este primer escollo sin problemas y justo antes de acabar de subir veo hueco para adelantarlos, cosa que hago.
En el llano ruedo despacio para dar tiempo a Perolo a cogerme o por lo menos acercase. Llego a la bajada sin ver a Perolo, por lo que empiezo a bajar despacio y pegado al margen izquierdo para dejar paso.
Nada mas terminar la bajada Perolo me da alcance.
-Dios!!! Que frío tengo en las manos.- Me dice.
Este tramo me gusta, se empieza a la misma altura del autopista para despues verlo desde arriba y volver a bajar de nuevo a la misma altura. Tonterías mías, pero me hace gracia.
Llaneamos un poco mas y pronto entra en escena una nueva subida y un nuevo amontonamiento. Vuelvo a encontrar el mismo grupo que antes delante mio. Es lo que tiene bajar despacio.
Así que repito la operación y vuelvo a colocarme a rueda. Esta subida es mas larga y en el grupo de delante alguno empieza a tener problemas. Veo uno que se aparta de la fila para subir por el otro margen de la pista, Perolo que venia paralelo a mi se va a su rueda.
Unos pocos cientos de metros más y hay un parón en el grupo que llevo delante, el “desertor” usando la técnica Perolo de si me paro ocupo lo máximo posible se baja de la bicicleta colocándola transversal a la pista obligando a Perolo a pararse también. Yo veo un hueco y consigo pasarlos a todos, no sin problemas por lo justo del hueco.
Algo mas arriba dudo si pararme a esperar o no, finalmente opto por continuar despacio a ver si Perolo se puede recuperar y darme alcance.
En este tramo empiezan a aparecer los primeros ciclistas parados en los margenes del camino, unos din fuelle, otros con pinchazos…
Aun yendo despacio no paro de adelantar ciclistas, una mujer delante mio no puede mas y se baja, por suerte limpiamente y dejando espacio mas que suficiente para pasar.
-Cuando quieras paramos.- Le grita desde delante el que presumo sera su marido.
-Yo ya voy andando.- Responde ella entre risas.
Sigo dejando gente atrás y voy escuchando como los diferentes grupos intentan reunirse y/o localizarse.
Sigo sin saber nada de Perolo, pero no puedo mirar atrás ya que sigue habiendo bastante gente. Decido seguir hasta la bajada que se que hay algo mas arriba.
Voy muy cómodo de lo despacio que voy, creo que no he empezado ni a sudar y sigo adelantando gente. Quien me ha visto y quien me ve. Me veo a mi mismo hace cosa de un año en los que hay parados resoplando o subiendo a pie.
Llego a un ultimo coletazo de la subida en el que la pista se vuelve mas pedregosa, la bajada esta ahí mismo. En la curva en la que se inicia la bajada me paro en el interior de la curva, ya que el exterior estaba ocupado por un grupo que se reagrupaba.

Frío mucho frío
Empiezo a notar el frío en los dedos, hasta ahora no me había dado cuenta de lo helados que los tenia. Por suerte recupero rápido.
En el otro lado uno de los del grupo se quejaba de que le dolían las manos, lo miro y el tío llevaba guantes de verano sin dedos… Uffff!!! Eso si es moral.
Pasan los minutos y Perolo no llega. Ya ha pasado una pila de gente. El grupo una vez reagrupado deja libre el margen exterior de la curva y me paso allí, dejo la bicicleta apoyada en un terraplén y me asomo a ver si lo veo venir.
Venir, lo que se dice venir, no venia. Estaba parado justo en la curva anterior. Le hago un gesto con la mano, me reconoce y se viene donde estoy yo.
-Tengo las manos heladas. Me duelen un montón.
-A mi también se me han helado. Ni guantes -5, ni leches.
Perolo esta impaciente y me dice un par de veces de continuar. Yo le hago ver que mejor recupera primero el calor en las manos, si no después sera peor. Así que seguimos parados un rato mas.
-Me encontraba fatal. He bebido un poco de agua y por poco hecho las potas.- Me dice Perolo.
-A mi me ha pasado un par de veces también eso. Me mareo y hasta que no recupero el calor me queda mal cuerpo.
Finalmente una vez ha recuperado el calor de las manos nos ponemos en marcha.

Aun queda subir un poco mas
Bajamos lentamente para afrontar una nueva subida que nos dejara en el tramo hormigonado.
Perolo no para de repetir: “Esto es otra cosa. Que bien se esta ahora.”. Refiriéndose a las manos.
En la subida, que se las trae, lo dejo un poco atrás.
Un chaval tiene una salida de cadena casi arriba y se queja al padre que esta poco mas arriba. Los adelanto y continuo lentamente para que Perolo me de alcance, cuando lo hace volvemos a bajar para iniciar una nueva subida.
-Ahora saldremos al hormigonado.- Le digo a Perolo. – Recuerda, 400 metros y después suaviza bastante.
Nada mas empezar se ve un reguero de gente, unos parados, otros subiendo a pie… Y es que este tramo tiene guasa.
Como ya lo conozco me lo tomo con calma, voy subiendo poco a poco y adelantando gente. Perolo va detrás cediendo metros pero sin bajarse, es un crack.
Llegando al final de la zona dura vuelvo a adelantar a la mujer e hijos del Pep. Los niños no parecían demasiado entusiasmados con este tramo.
Al final del hormigonado hay una ambulancia y en ella como es de rigor esta Manel. Llego a su altura.
-¿Un cigarro?.- Me dice entre risas.
-Aun no, pero cuando llegue uno cae seguro.
Entablamos una conversación sobre la ruta en la que entra su compañero. Al poco llega Perolo.
-Que tramo mas guapo.- Me dice entusiasmado y resoplante.
Recupera un poco el aliento, nos despedimos de los “ambulancieros” y continuamos.
-Compra tabaco para luego.- Le grito a Manel a modo de despedida. Y los dejamos a ambos riendo.
Continuamos por pista, una pequeña rampilla, una bajadilla y vuelta a subir. En la subida veo una muchacha que sube andando por el lado izquierdo de la pista. Por el derecho me adelanta un muchacho a toda pastilla, empieza a subir y se le sale la cadena justo a la altura de la muchacha.
Pa 4 que somos y tapón. No veo hueco para pasar asi que me bajo y empiezo a subir andando. La ley de Murphy pienso. Y mientras por dentro estoy muy tranquilo y pienso que son cosas que pasan por fuera no paro de soltar pestes. Hay que ver como somos…
Perolo que llega un poco después si encuentra hueco y sube montado. Perolo montado y yo en paralelo a el andando. Me mira. Continua un poco mas. Me vuelve a mirar.
-A la mierda!!! Vas mas rápido tu que yo.- Me dice y se baja.
Acabamos de subir a pie lo poco que quedaba de subida y volvemos a montar en la bajada que sigue. Un par de subibajas y llegamos a un cruce.

Ya casi estamos… O no…
A la izquierda nos señala un señor con chaleco amarillo.
-Vaya!!! Entonces cae el Angliru.- Le digo a Perolo.
-¿El que?.
-Ya lo veras y veras por que le pusimos ese nombre. Si hubiéramos girado a la derecha ya teníamos ahí el avituallamiento.
Empezamos a bajar, ahora el frío es menos intenso y me dejo ir un poco mas. Perolo se queda un poco atrás. Me giro a mirar donde esta y casi me salgo en una curva que salvo por los pelos, las zarzas me arañan la pierna.
-¿Que haces? ¿Estas loco?.- Me grita Perolo.
-Suerte que me he girado poco, si no me como las zarzas.
-¿Te has hecho daño?.- Me pregunta.
-No. Por poco.
Seguimos bajando. Toda esta zona es nueva para mi, no había pasado nunca. La cantidad de caminos que hay en el Montnegre, es increíble.
Llegamos a un nuevo cruce y nos hacen volver a subir, al terminar la subida hay un nuevo cruce y nos desvían por una pista en bajada.
-Vaya caña de pistas. Nunca había pasado por aquí.- Le comento a Perolo.
-Si. Están muy bien.
Empezamos a ver campos helados. ¿Antes no había helado o es que no me había fijado?.
Seguimos bajando, pasamos por el lado de una casa y empieza a dar señales de que la bajada se va a terminar. Una subida fuerte pero corta, un poco de llaneo y vuelvo a estar en terreno conocido.
-Ya mismo entramos en el Angliru.- Le digo a Perolo.
El camino esta desbrozado y las ramas, hojas, zarzas y demás están esparcidas por todos lados, incluso en la pista.
Una zarza se me enreda en el plato. Paro un momento a quitar la zarza del plato.
-¿Que pasa?
-Nada, una zarza. Tira.
Le vuelvo a dar alcance en las primeras rampas.
-Por la izquierda.- Lo adelanto y lo voy dejando poco a poco atrás.

El Angliru
Curva de derechas y empiezan a sonar las trompetas preparando lo que se avecina. Curva de izquierdas y aparece el inicio del Angliru en todo su esplendor.
Acometo la primera rampa con decisión, la bicicleta se levanta de delante, cargo el peso hacia delante a la vez que doy una furiosa pedalada para salvar este primer envite.
Al cargar el peso adelante la rueda trasera patina y de la misma fuerza que llevaba la pedalada se me sale la cala y quedo con un pie colgando.
Entramos en una escena a tiempo bala de Matrix o así me lo pareció.
Allí estaba yo, la camara objetiva dando una vuelta a mi alrededor. Pie derecho al aire. Manillar y rueda delantera girada hacia la derecha. El peso de mi cuerpo cargado en la pierna izquierda haciéndome caer por el lado donde tenia la pierna sujeta a la cala. Casi notaba ya el culetazo que me iba a dar.
Con la pierna levantada aguantando el equilibrio y sin poder girar el tobillo de la otra pierna para liberarla, ya que tenia todo el peso cargado ahí. No se cuanto rato estuve así, tal vez un par de segundos, a mi me pareció muchísimo mas.
Volvemos a tiempo real.
La fuerza de la gravedad (Maldito Newton.) toma las riendas de la situación y acaba haciéndome caer del lado de la pierna atrapada. Un rápido movimiento por encima del sillín con la pierna derecha y consigo hacer pie con ella, evitando la caída.
Finalmente salve la situación con un simple golpe de la rueda delantera en la pierna de apoyo, que como única consecuencia me dejo la marca en tierra de los tacos de la rueda sobre el negro del culote.
-Joder que susto.- Pienso. Y me quedo un momento medio atontao riendo nerviosamente yo solo.
Al poco veo aparecer un chico escoltado por una chica y Perolo. El chico me pasa y Perolo al ver la subida y verme parado se baja de la bicicleta y sube andando hasta donde yo estoy. La chica hace lo mismo tras Perolo y nos pasa andando.
Mientras le comento lo que me acaba de pasar recuperamos un poco, pero como aquí es difícil volver a montar subimos un trecho a pie a ver si encontramos una zona mas favorable. Un poco mas arriba parece que la pendiente no es tan grande, pero al llegar allí vemos que lo que hay detrás si lo es, asi que a patita hasta el cruce que hay arriba.
El chico esta esperando a la chica a media subida.
-Vaya subida mas bestia.- Comenta la chica.
-Asi se quita el frío. Si solo fuera bajar estaríamos helados.- Le contesta el chico.
Llegamos al cruce casi todos a la vez, aquí ya se puede volver a montar.
-Mira allí esta el avituallamiento.- Le dice el chico a la chica.- No creo que ya nos quede mucho de pedalada.
Le comento que ahora nos harán bajar, cruzar la carretera de Olzinelles y nos harán subir dirección Vallgorguina, para después bajar por Ca l’Alzina Vell.
-No es muy bestia, pero aun queda un poco de subida… Unos dos km.- Le digo.
Me voy con Perolo y le comento que si hubiéramos girado a la derecha en el cruce que le dije antes llegaríamos por esta otra pista que es mucho mas suave, pero también mucho mas corta.
Montamos todos y nos vamos hacia el avituallamiento.
-Ponte guapa para la foto.- Le dice el chico a la chica justo antes de llegar al avituallamiento. Yo que iba al lado de la chica me cuelo en la foto.
Al llegar veo de nuevo la ambulancia y a Manel allí.
-Illo. Estas en todas partes.- Le digo.
-Un cigarrito.- Me contesta burlón.
-Ahora si me lo fumaria, pero pa lo que queda me espero.
Bebemos un poco y comemos algo de fruta.

¿Corta o larga?
-¿Y ahora que?.- Me pregunta Perolo.
-Pues ahora ya casi estamos. Si quieres subimos a Can Poliva y nos volvemos por el GR, para evitar el subidón de Cal Paraire.
-No. Si subimos hacemos la larga entera.
-Como quieras, pero hay una subida como esta ultima y algo mas larga. Por eso te digo lo del GR.
-Estoy muy bien. Y podríamos hacer algo mas, pero si subimos hacemos la larga entera.
-Por mi vale…
-Naaaaa!!! Vamos a la corta y dejémonos de tonterías.
Volvemos a las bicicletas y bajamos dirección Can Valls hasta la carretera de Olzinelles.
A media bajada me emparejo con Perolo.
-Siempre me pasa igual. Subiendo no me he desabrochado la chaqueta hasta estar casi arriba y ahora al empezar a bajar la llevo abierta.

Sorpreeeesaaaaa
Llegamos a la carretera y un señor con chaleco nos desvía hacia el otro lado de la carretera pasando el puentecillo.
-Venga que ahora es todo bajada.- Nos anima.- Ya mismo estaís comiendo el bocata.
-Si, si bajada. No me engañaras.- Le contesto pensando que aun quedaba un buen tramo de subida.
Cruzamos el puentecillo y al ir a coger la pista que sube hasta Vallgorguina otro señor con chaleco nos indica que vayamos por el corriol.
-¿Por el corriol?- Pregunto sorprendido.
-Si, si. Ya os queda poco.
Grata sorpresa para mi que aun esperaba sufrir un poco mas.
-Pues si la larga también viene por aqui la podríamos haber hecho sin problemas.- Le comento a Perolo.- Ese tramo sin ser duro se hace muy cansino después del palizón que se lleva ya encima.
Vamos avanzando no muy rapido por el corriol. Perolo esta encantado.
-Que tramo mas guapo.- Va diciendo de tanto en tanto.
-¿A que parece que estés en el fin del mundo?. Pues la carretera esta justo ahi.
-Ostia!!! Es verdad. Que caña.
Tras una curva veo a Lluis haciendo cosas raras con la cámara de fotos. Estaría cambiando la batería o algo.
-Hey!!! Te hemos pillado de marrón…
-Ya ves.
-¿Que haciendo unas fotos?
-Si. Que os vaya bien.- Nos dice mientras lo dejábamos atrás.
Salimos a los contenedores y nos desvian hacia las raíces. Zonas míticas y puntos claves de las salidas por Olzinelles.

El recurrente y socorrido Can Draper
Ahora empiezan a adelantarnos bastantes ciclistas, entre ellos el chico y la chica con los que habíamos hablado antes.
Al empezar a bajar justo tras ellos, acordarme de los problemas que habían tenido en el Angliru y sabiendo lo jodidas que son las raíces, empiezo a frenar mucho y a bajar muy despacio para dejar tiempo a ver si cuando llego tengo libre la subida.
-Que se vayan a la izquierda, que se vayan a la izquierda.- Voy pensando.
Cuando llego a las raíces veo que no es así, el chico esta a media subida montado aun, la chica esta al inicio bajada de la bici y ocupando la zona buena para subir.
Empiezo a subir y paso rozando a la chica.
-Hey!!!- Me dice.
-Te has metido en la zona buena. Por el centro no se puede subir.- Le digo, aunque creo que no me escucho.
El chico ha tenido problemas casi arriba y se ha bajado tambien, por suerte lo mas chungo lo he subido ya y al esquivarlo solo me como una raíz gorda pero ya casi en llano.
-Muy bien!!!- Me anima el chico.
-Me han sorprendido. Pensaba que aun nos quedaba subir despues del avituallamiento y nos han desviado por el corriol.- Le digo.
-Mejor. ¿No?.
-Si. No seré yo el que se queje.
Espero un poco a que llegue Perolo y continuamos dirección Can Draper. El chico y la chica nos han vuelto a adelantar.
En la siguiente rampa la chica vuelve a tener problemas y el chico la espera arriba.
-Venga que esta ya es la ultima subida. Ahora ya es facil hasta la meta.- Le digo al chico.
-Gracias. Hasta luego.- Me contesta mientras Perolo y yo continuábamos adelante.
En esta zona siguen adelantándonos varios ciclistas.
-Estos deben ser de la larga.- Me dice Perolo.
-Seguro. No llevábamos tanta gente detrás nosotros.
Nos pasa un grupo de tres ciclistas.
-Vamos con ellos.- Me dice Perolo.
Y aun no ha terminado de decir la frase cuando ya han desaparecido tras una curva.
-Bueno. Vamos a dejarlos ir.- Dice Perolo.
Aumentamos un poco el ritmo en esta zona mas cómoda para llegar a Can Draper.
Justo en la cadena un ciclista nos adelanta, sale a la pista y se queda mirando a un lado y a otro sin saber hacia donde ir.
-A la izquierda.- Le grito.
-Gracias.- Y se va.

Llegamos a meta
Ahora llevamos un ritmo vivo pero no exigente y nos sigue adelantando algun que otro ciclista. Al fondo vemos el puente sobre el Tordera, pero vemos como los que marchan delante nuestro siguen recto por la carretera.
-¿Nueva sorpresa?.- Le digo a Perolo.
Al llegar a las calles ya veo por donde vamos a pasar.
-Por encima del Puente.- Le digo a Perolo.
-Son unos metrillos mas.
-Si, ademas es guapo pasar por encima y nos ahorramos la rotonda de la carretera.
Salimos al lavadero de coches, giramos a la izquierda, pasamos por el túnel bajo las vías y ya estamos en el BdlR. De ahi al “gym”.
Dejamos las bicicletas y nos vamos a por el merecido bocata y el obsequio.

Bien esta lo que bien acaba
Bocata de butifarra, vaso de vino y una mochila como obsequio. No esta nada mal para el paseillo que nos hemos dado.
Nos sentamos en una mesa y empezamos a quitarnos accesorios varios. Al quitarme el pañuelo de la cabeza veo que esta seco.
-Mira. Ni he sudado.- Le digo a Perolo.
-Ya. Ha sido muy cómoda. Unos kilómetros mas no habrían estado mal.
-Entonces seguro nos estaríamos quejando de esos kilómetros de mas.
-También es verdad.
Mientras comemos vamos saludando a distintos conocidos que ya estan por alli o van llegando.
La mayoría de comentarios de los que hemos hecho la corta son los mismos.
-Mucho frio.-Corta pero ha estado muy bien.-Había alguna subida muy chunga pero al ser corta no han sobrado.-Etc…-
Diego ya ronda por allí también.
-¿Que?- Me pregunta.- ¿Bien?
-Si. La verdad ha sido un paseo. Me lo he pasado en grande.
-La próxima vez la larga. Que ya tienes que ir progresando.
-¿Progreque?. Esa palabra no la tengo en el diccionario.
El primero que conozco que ha hecho la larga llega al rato de estar nosotros allí.
-¿Que?. Mauri. ¿Como ha ido?.
-Muy bien.- Me dice resoplando.- Es durilla pero muy guapa.
Y me explican que la larga si que subía dirección Vallgorgina para bajar después por Ca l’Alzina Vell.
Ya hemos hecho bien entonces de hacer la corta.
En estas llegan Mari y Lucia y poco después Neus, Toni y Juan.
-¿Manz no ha llegado aun?.- Nos preguntan.
-No. Yo creo que sobre las 12 llegara.- Les digo.
A las 11:30 lo vemos aparecer. Menudo campeón.
Llega se para.
-Vengo con rampas desde hace rato.
-Papa. Has tardado mucho.- Le dice Toni.
***Risas***
-¿La hemos acertado 100%?
-Si. Menos el Angliru que si entraba.
Manz se va a por su merecido bocata, su mujer y sus hijos se quedan con el y los demás nos vamos yendo para casa.

Datos de la ruta
Km Recorridos: 18.37
Tiempo empleado: 1:34:02
Tiempo real: Poco mas de 2 horas y cuarto
Vel Media: 11.72
Vel Maxima: 35.05

Aporte Perolo

La verdad es que a parte del frio, del frio y del frio me lo pase bastante bien, a pesar de que hacia dos meses que no tocaba la bicicleta, me supo un poco corto, pero como dice Tripi si hibieramos hecho la larga igual hoy estaria arrepintiendome.
Por una vez me comi la botifarra caliente, como siempre llego de los últimos siempre me la como fria.
Recordar que fuentes fiables a la hora de la salida el termometro marcaba -3’5ºC, no me explicaba como los guantes -5 no eran capaces de calentar mis dedos, no quiero imaginar la temperatura que podia marcar al lado de la autopista, pero ya veo que esos guantes no aguantaron todo el frio que hacia.
Sobre el Angliru, entiendo el nombre que le habeis puesto y sobre el resto de la ruta bastante correcta y divertida sobre todo el trozo del corriol de al lado de la carretera.
Me quedo con ganas de mas, me gustaria intentar hacer la ruta larga como rey Manz que se mostro como un campeón de las dos ruedas, haber si nos pone sus números.
Tambien encontre a faltar a los clasicos de la Wireless, Paco, Manolo, Pons, tu Charly tienes escusa, bien abrigados hubierais hecho la ruta sin problemas.
En fin, no me arrepiento de haber ido, aunque hubo un momento…. que me quedé helado

Aporte Manz

Bueno, la verdad es que disfruté como un enano.
Hasta el primer avituallamiento nada más destacar que tuve que poner pie a tierra el último metro del Angliru pues la rueda de atrás resbalo y perdí fricción.

Después de Coll Butí en dirección a Can Poliva, solo destacar que me permití el lujo y todo de adelantar como a 7 u 8 ciclistas. Me quedé sorprendido, impre – sionante en dos palabras.

Al legar a cal Paraire un poco más y me como a uno que llevaba delante pues el tio frenó clavando ruedas. Pensé que capullo grrrrrr y lo adelanté, pero a los dos metros me dice el tio eeeehh que es por aquí. Efectivamente allí salía un corriol de unos 100 ó 200 metros y luego seguía por la bajada de siempre.

No hubo ninguna novedad más hasta llegar a la mitad del subidón del Xeremell hacia el GR, pues se me salió la cadena y estuve como 4 ó 5 minutos para poder ponerla, lo que hizo que me adelantaran 5 ó 6 ciclistas.

Hacia el final de la la subida los enganché de nuevo pero ya no pude adelantarlos así que fui detrás hasta el segundo avituallamiento que estava de nuevo en el GR.

La bajada del GR hasta los containers de Olzinelles fue lo más chulo pues nos hicieron pasar por un montón de Corriols guapíssimos. Lo único lamentar que para estas alturas mi pierna derecha me decía pronto tendría que parar.

En definitiva una hazaña que se puede repetir el 2 de Diciembre en Vallgorguina.

Datos de la ruta
Km Recorridos: 36 con no se qué
Tiempo empleado: 2:44
Tiempo real: Alrededor de 2 horas 55 minutos
Vel Media: 13,2
Vel Maxima: No me acuerdo per la verdad es que no pude embalarme mucho, supongo que estará alrededor de 40km/h

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s