Can Riera de Ciuret

Participantes
Alberto, Manz, Paco, Pons y Tripi.

Numeros de la ruta
Kilometros recorridos: 31.75
Tiempo empleado: 2:18:50
Velocidad media: 13.72
Velocidad maxima: 63.10
Desnivel: Se subio desde una cota 150 (Sant Celoni.) hasta 680 m. (Can Riera de Ciuret)

Anecdotario

Variaciones
Se decidio innovar en la ruta hacia Mosqueroles, asi que entrando por la dreçera de Palau justo al terminar la rampilla sale un camino a la derecha y por alli nos adentramos.
Las rampas empiezan pronto, aun sin ser duras se suceden varias seguidas con pequeños descansillos. Una vez arriba se llanea e incluso se baja algun tramo.
Lo peor de todo viene con una rampa que no es dura por si misma, pero esta pegadita al abocador y el pestazo es insoportable. A mi me pillo con la nariz tapada por el resfriado y respirando por la boca, me falto poco para vomitar
Mas adelante viene otro llaneo y alguna bajadilla mas, para llegar a un cueston de tres pares de narices. Despues continua el sube baja hasta llegar a la pista ya conocida de Mosqueroles cerca del cruce de la hermita.
Como ruta es mejor que la que hacemos normalmente, es mucho mas entretenida, solo tiene una rampa dura y te ahorra casi todo el tramo cansino que hay despues de las dos rampas. Pero ante el pestazo impresionante del abocador prefiero la ruta normal.

Mosqueroles
Llegando al cruce de la pista con la carretera decimos de parar en los bancos que hay a la entrada.
-Si, que asi puede sacar pasta.- Digo.
-¿Bancos?¿Pasta?¿Quien?¿Para que?.- Preguntaba Alberto desorientado.

En la rampa de entrada a Mosqueroles me pongo de pie para subirla, Alberto lo toma como un ataque e inicia un sprint. Lo veo tarde, va mas fuerte que yo y acaba llevandose los puntos.
-Yo sprinto y ahora a cola de grupo.- Me dice.
Y se descuelga.
Mantengo el ritmo en el maldito asfalto que agarra muchisimo.
Rrrrrrr!!! Rrrrrrr! Van haciendo las ruedas a cada pedalada.
Salgo a la pista en primer lugar, Manz va unos metros descolgado y varios metros detras el trio calavera.
Mantengo la posicion hasta media subida mas o menos, pero es una rampa muy larga y cansina. Manz a su ritmo de diesel, primero se coloca a mi altura y despues me va sacando metros poco a poco.
Llego poco despues de el al final de la rampa.
Paco y Alberto llegan bastante mas tarde charlando tranquilamente, Pons pierde unos metros sobre ellos y va resoplando.
-Dos kilometros setecientos metros.- Dice Pons al llegar arriba casi sin aliento.

Can Riera de Ciuret
Aqui volvemos a coger un tramo de carretera, pero cortado a los coches.
Empieza con una subida suave, que con el asfalto se hace pesada de rodar, acaba pronto e iniciamos un descenso para volver a subir otra corta rampa.
Manz y Paco ruedan en paralelo y ocupan casi todo el ancho de la estrecha carretera, me pongo de pie en la bici y meto el manillar entre ambos.
-Codos!!! Codos!!!.- Dice Paco.
Me dejan hueco, los adelanto e inicio la subida en pie.
-¿Nadie va a responder al ataque?.- Dice Paco.
-Que voy!!!.- Grita Alberto desde atras.
Intento aumentar el ritmo, pero no voy muy sobrado de fuerzas y no puedo forzar mas desarrollo. Alberto llega hasta mi rueda y casi llega a mi altura, pero la ventaja que le sacaba, el esfuerzo para recuperarla y el asfalto que se come todo el impulso, me permiten con una pequeña aceleracion llevarme esta vez los puntos.
-Me ha venido de un pelo.- Le digo.
Ahora iniciamos el descenso y el ultimo tramo de subida en el asfalto para llegar a Can Riera de Ciuret.
Al que se va a cola del grupo ahora soy yo.

Pasada Can Riera de Ciuret las rampas no son tan duras y se puede admirar el paisaje. Muy buenas vistas y un entorno precioso.

El descenso
Inicio el descenso por carretera primero. Primero despacio y mirando hacia atras, parece que no vienen. Al poco veo a Manz y como alma que persigue el diablo me lanzo carretera abajo.
-Ya mismo me adelantara.- Pienso.
Van pasando las curvas y no me adelanta… ¿¿¿???
Cuando puedo miro hacia atras y no los veo venir.
-¿Espero?¿Les habra pasado algo?.- Voy dudando.
Al final me decido por hacer el descenso y esperarles abajo.
La bajada es alucinante, lastima de las curvas sin visibilidad que ante el peligro de los coches obligan a frenar mucho para mantenerse pegado a la linea del arcen.
En cinco minutos nos cargamos cinco o seis kilometros.
En el cruce de la pista de Mosqueroles paro a esperar.
Manz no tarda ni medio minuto en llegar, los demas lo hacen en lo que resta de minuto desde que estoy parado alli.
Bajando por la pista de la hermita me despito en una curva y freno como si estubiera en el asfalto, la rueda de atras derrapa y me voy para fuera de la pista, por suerte reacciono rapido y usando ambos frenos corrijo la trazada.
El descenso en pista tambien se hace a toda pastilla, Manz abre el grupo seguido de cerca por Alberto. Paco y yo los seguimos a unos metros y Pons casi se sale en una curva (Nos explicaria luego.) y decidio tomarselo con calma.

Final
Manz se quedo en Palau y el resto continuamos por el barrio de Corea y la dreçera de la dreçera hasta Sant Celoni.
Paco y Alberto se fueron para casa, Pons y un servidor fuimos a rehidratarnos a Can Dolça.

Es una ruta muy buena. Primero se sube todo lo que hay que subir dos horas y poco de subida y despues en menos de un cuarto de hora estas en Can Dolça.
Nos pillo en un dia parlanchin y en cada parada nos tirabamos bastante rato dandole a la sinhueso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s