Gualba – Campins

Unos que vienen y otros que se van
Estaban confirmadas las bajas para hoy de Manz y Paco, asi como la asistencia de Pons. Joseba primero dijo que vendria, despues aviso de que no.
Asi que a las 9 como siempre ya me encontraba en Cal Japo. Pons llego justo despues que yo y nos pusimos a darle a la sin hueso. En estas llego Joseba.
-¿Pero tu no decias que no vendrias?.
-Y no voy. Me voy a llanear. El medico me ha dicho que empiece a salir, pero que no fuerze.
-¿Hacemos un Hostalrich? Y asi vamos todos juntos.
Charli asoma la cabeza por la ventana.
-Hay gente que quiere dormir. A ver si no armamos tanto escandalo. Me vuelvo a la cama.- Dice Charli.
Y nosotros iniciamos la marcha.

Callejeo y poligoneo
A ritmo de paseo callejeamos por Sant Celoni para llegar a la gasolinera BP donde Joseba y Pons hinchan las ruedas. De ahi salimos a la carretera y en cuanto podemos entramos en los poligonos. Seguimos a ritmo de paseo y vamos charlando.
En el poligono de Gualba salimos a una pista paralela al Tordera, empezamos a buscar un lugar por donde cruzar el rio y poder continuar por la pista paralela al autopista.
Antes de recorrer los primeros 100 metros en la pista Joseba nos avisa de que ya le empieza a doler la rodilla y que se va a volver. Pasa de forzarla.
Pons y yo decidimos volver con el hasta la rotonda de Gualba y alli decidir que hacer.
Al llegar a la rotonda Pons saca su arsenal de mapas y discutimos varias opciones.
Al final nos decidimos por subir a Gualba y continuar hasta Campins. Nos despedimos de Joseba e iniciamos la marcha.

Gualbeando que es gerundio
La carretera a Gualba pica siempre para arriba, pero entre que la subida es comoda y sobre asfalto permite rodar con plato grande sin problemas. Pons empieza pronto a hacer la goma y sin perder muchos metros se descuelga de mi rueda.
Al principio tengo malas sensaciones, como la semana anterior. Empiezan pronto a dolerme las piernas y a no rodar comodo, pero con el ir rodando encuentro un ritmo bueno y las malas sensaciones desaparecen.
Entramos en Gualba y la cruzamos enterita. No tenemos claro por donde hay que ir, asi que Pons tira de mapa para poder continuar.

Campins mia questa lejos Campiiiins
Iniciamos en una pista de tierra y en subida.
No te cebes mucho que segun el mapa hay algun tramo durillo.- Me dice Pons.
Un par de curvas y un cruce, sigo recto. Al momento Pons me llama.
-Esta cortado.- Me dice.
Vuelvo atras y leo el cartel.
-¿Que dia es hoy?.- Pregunta Pons.
-14.
-Entonces lo cierran mañana. Es por aqui.
El cartel es grande, pero mi ceguera parece mayor. Ya me habia equivocado de pista. Creo que me iva hacia Riells.
La primera rampa es fuerte y me pilla con plato grande, asi que subo un poco a pie y cambio el plato. 10 metros mas arriba la subida suaviza y puedo montar.
La empiezo a plato mediano. Voy comodo, pero el recuerdo de la semana pasada me hace bajar de plato.
Pons se descuelga pronto. La subida es larguilla y bastante fuerte, acabo con piñon grande. Miro atras y no veo a Pons, asi que en un tramo que empieza llanear le espero.
Al poco aparece tras una curva, llega a mi altura y no para. Monto y le doy alcance, la pista vuelve a mirar al cielo. Toda la pista es de hormigon y agarra como la madre que la pario, lo que hace mas cansina si cabe la subidilla de las narices.
Por fin llegamos a un tramo que baja. Espero a Pons que viene bastante pegado a mi. Me quito el chaqueton y no se donde meterlo, en los bolsillos no cabe, atado a la cintura es un engorro. Pons pone en marcha su cerebro y me lo coloca enrollado debajo del maillot a la espalda.
-Te dara calor, pero menos que puesto.
Mira los mapas.
-Ahora bajamos un poco y despues hay otra subida fuertecilla. Despues llaneo.
Siempre segun el mapa.
Iniciamos el descenso, la pista por fin es de tierra. Y siguiendo esa ley universal inquebrantable el descenso dura poco poquisimo.
Ahora iniciamos una subida que se ve venir larga, ademas vuelve el hormigonado para mas inri.
Pons vuelve a perder un poco de comba, pero va subiendo a su ritmo. Yo llego arriba sin problemas, no muy sobrado, pero sin problemas. Ahora la pista llanea, continuo a un ritmo lento para que Pons pueda alcanzarme.
-Para llevar dos meses sin tocar la bicicleta estoy contento de como voy.- Me dice.
El terreno es ahora un sube y baja, una rampilla, una bajada, una rampilla, una bajada… Hasta llegar a una rampa que sin ser dura si que es larga.
Hemos llegado a Campins.

El bajar es un placer…
Entramos a Campins por una urbanizacion. Buscamos el cami vell de Sant Celoni y lo encontramos sin problemas.
Antes de empezar a bajar me coloco el chaqueton y Pons se abrocha el maillot.
Al iniciar el descenso nos cruzamos con un coche de sopeton, aunque lo vemos venir me hace extremar las precauciones.
No encontramos mas coches y la bajada se hace sin problemas, superamos la rampa que hay a medio camino y decidimos ir hacia el instituto.
Cogemos un camino lateral, a ninguno nos suena, pero como ya hace mucho que no recorremos esta zona y con las obras del AVE desdibujando caminos, probamos a ver si suena la flauta. Llegamos a un cartel de propiedad privada. Ante la duda nos volvemos.
Suena el movil de Pons.
-Si, estamos llegando a Vic. Seguramente volveremos en tren porque estoy hecho polvo. El Tripi me ha liado y cuando me he dado cuenta ya estabamos bajando hacia Vic. Que no hombre que es coña. Estamos camino del instituto. En 20 minutos estamos en Can Dolça.
-¿Quien es el pardillo?.- Le pregunto.
-El Perolo. Se lo ha creido el tio.
***RISAS***

Ultimos coletazos
Deshacemos el tramo de camino y al llegar a las obras del AVE decidimos subir a la plataforma por donde pasara el dichoso tren. Es una pista buenisima, ancha y plana. Llegamos al instituto, volvemos por el caminillo lateral, subimos la rampa que da a la calle del hospital.
Al llegar a la altura del hospital le pregunto a Pons si subimos hacia el Virgili.
-Tirale.- Me contesta.
Asi que rampa arriba. Callejeamos por el Virgili y bajamos por la rampa que pasa al lado de casa de los padres del Tore. Seguimos callejeando por el Virgili, esta vez en la zona de Palau.
-Oye que nos hemos pasado.- Le digo a Pons.
Y bajamos direccion Can Dolça.

Fin de fiesta
Llegamos los primeros. Al poco llega Perolo, despues Charli (Que fue a recoger a Joseba a la rotonda de Gualba y despues lo fue a buscar para venir a Can Dolça.) y Joseba.
¿Y Manolo?.
Pipi-Pipi. Mensaje a Pons.
-Es Manolo. “Que no puedo ir. No me estoy escaqueando”.- Lee Pons.
***RISAS***
Llega Monica con las niñas, despues Miguel y Eva.
-Dos bicicletas en la puerta y 5 tios. No me salen las cuentas.- Dice Miguel.
***MAS RISAS***

Conclusion
Lo que se iniciaba como un paseo a Hostalrich termino en una ruta corta pero interesante. Aunque le falto ser un pelin mas larga. Es un buen inicio para despues empalmar con otra ruta desde Campins.
En lo personal y visto lo comodo que he ido casi todo el tiempo. Me hace creer que lo mal que lo pase la semana anterior y que yo achacaba en gran parte al cambio de bicicleta, no debio ser tanta la influencia del cambio de bicicleta como la dureza de la ruta, el resfriado y demas factores.

Numeros de la salida
Km recorridos: 26.40
Tiempo empleado: 1:45:18
Velocidad media: 15.04
Velocidad maxima: 52.45

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s