El Gañan Maldito

Tambien llamada “Las mil y una rampa cara B”.

Record de asistencia
Record de estas ultimas semanas, pero record al fin y al cabo.
En la fresca mañana del 24 de diciembre, “Mañanabuena” segun Paco, me acicale segun la costumbre para una nueva salida. La que posiblemente sera mi ultima salida del 2006 y posiblemente la ultima salida con los hierros de Manz y mia, si nos portabamos bien los Reyes nos traerian una bicicleta nueva a cada uno.
¡¡¡Que bien!!! ¡¡¡Que bien!!!
Llegue a Cal Japo cerca de las nueve, aun no habia nadie, pero no tardaron en aparecer dos de los Sanchez en lontananza. Uno en lontananza derecha y otro en la izquierda.
Saludos matutinos, e inicio de conversaciones varias. Hattrick estuvo presente, asi como una comparativa de la bicicleta de Alberto y mi futura nueva maquina, que resulta que son el mismo modelo, aunque imagino que de diferente año y ambas con variaciones del modelo estandar.

Fiel a la costumbre Manz llego a las nueve y cuarto.
Aqui empezo la indecision sobre la ruta del dia. Paco pese a no haber preparado ninguna ruta en especial nos ofrecio un abanico de posibilidades, entre rutas conocidas, conocidas con variaciones y alguna ruta “nueva”.
Al final entre “medaiguales”, “tusabrases” y “laquetudigases” se decidio ir a Olzinelles por Can Draper y sobre la marcha elegir el camino a seguir. Parecia tener mas opciones la ruta de las mil y una rampa cara B.

Olzinelles
Asi nos encaminamos hacia Olzinelles. Matxitos tuvo una parada tecnica en el puente del Tordera (No recuerdo si una salida de cadena o algo por el estilo.) asi que sin parar reducimos el ritmo de la marcha para esperarlo.
Manz y yo mandabamos el grupo mientras charlabamos sobre las bicicletas que montariamos el proximo año, Paco y Matxitos rodaban unos metros atras. Y sin ningun incidente reseñable llegamos a la carretera de Olzinelles. Donde paramos para reunirnos y decidir el siguiente tramo.
-Por ahi esta “la ruta del jabali”, pero esa mejor en verano que hay muchos charcos.- Comento Paco.
Asi que gano la que mas o menos estaba en mente a la salida, “las mil y una rampa cara B”. Retomamos el pedalear por la carretera, Manz y yo volvimos a la cabeza y seguimos con nuestro parlotear. Al rato escuchamos que nos llamaban por detras, los Sanchez se nos acercaban.
-¿Donde vais tan deprisa?.- Dijeron.
-Si vamos cascando todo el rato… ¿¿¿???- Contestamos.
-Ahora a la izquierda.- Dijo Paco justo antes del puentecillo.
Y nos explico el porque del nombre de “El Gañan Maldito” con el que conocian este tramo. Resumiendo ambos Gañanes se volvieron en ese tramo. Tiene mas gracia la historia de Paco, pero no la recuerdo.

El Gañan Maldito
Entramos en un camino que ascendia suavemente, lleno de piedras, con la dificultad añadida de que las piedras estaban cubiertas por una capa de hojas que no nos permitian verlas. Manz y yo seguiamos a la cabeza, pero la estrechez del camino y el peligro de caida nos hizo seguir en fila de a uno conmigo a la cabeza.
El camino desemboca en otro mas amplio, rellenado con tierra y aplanado recientemente con alguna maquina, lo que hace que la tierra este muy suelta, se coma las ruedas y cueste un horror avanzar en alguna zona. La subida continua suave, pero pronto empieza a aumentar poco a poco la dificultad. Aqui Paco toma la cabeza seguido por mi, Matxitos y Manz andan un poco a la zaga.
La rampa es larga y cuanto mas rato llevas mas se empina, viene a ser como la primera rampa del inicio de “las mil y una rampa”, algo menos dura en porcentaje, pero con un piso mucho peor lo que practicamente las iguala. Llegando arriba Matxitos tiene una salida de cadena y llega en ultimo lugar.
Estamos en una zona conocida, por donde hemos subido Manolo se fue en la prepedalada, tambien pasamos por aqui en la pedalada.
Se nos brindan varias opciones para continuar. Paco nos explica, dos descartadas porque nos alejan de la ruta marcada en inicio, por ahi cortamos el monte por el medio y por tanto es muy dura, y por aqui rodeamos el monte y es mas asequible.
A rodear el monte se ha dicho.

La cara B
El camino al igual que el anterior esta recien rellenado y aplanado, pero como empieza llaneando no plantea muchos problemas. Las rampas suaves se alternan con el llano, alguna rampa algo mas dura aparece de tanto en tanto, pero son rampas cortas y no plantean serios problemas. Llegamos a un cruce de caminos e inexplicablemente Paco escoje el unico camino que baja.
INCREIBLE!!!.
La bajada no es muy larga, pero bajada al fin y al cabo. Pero iluso de mi, si vamos a un punto alto y se baja un tramo quiere decir que luego hay que recuperarlo. Y aqui no hay facilidades de pago, ni creditos a pagar en comodos plazos, ni na de na. Terminar la bajada y empezar a subir es todo uno, antes de darnos cuenta ya pasabamos por caja y se nos exigia el pago alcontado de lo que habiamos bajado. Un murito, con tierra suelta, pedruscos escondidos entre la arena, ramas en medio del camino y lo suficiente largo para hacerme llegar arriba justito, justito. Paco resoplaba detras mio y tambien llego. Manz y Matxito despues me entere de que se habian bajado.
Un llaneo cortito pero suficiente para recuperarse un poco y vuelta a las andadas. Esta vez el porcentaje no es tan bestia, pero la rampa es mucho mas larga y el resto de dificultades son identicas.
Por fin salimos a una pista mas asentada y con un piso duro, aunque eso seria lo unico bueno, esta pista es una subida continua con tramos de medios a duros y sin tramos para recuperar. Por lo que hay que ir regulando sobre el terreno, cosa que para los faltos de piñones se nos hace muy dificil pero no imposible. Aqui Paco se distancia en cabeza, seguido de cerca por Matxitos, yo los mantengo a la vista y Manz pierde unos metros detras mio. El final de este tramo se me hace agonico, por delante no parecen ir muy sobrados tampoco ya que les voy recortando metros, aunque muy lentamente. Por fin vemos la luz y la rampa termina.
Se nos abre un nuevo cruce de caminos con diferentes opciones, hacia Can Poliba, hacia Mas Mora y otro… Decidimos seguir hacia Can Poliba, continuar direccion Collsacreu, tomar un desvio en bajada hasta el merendero el Xeremell, para volver a Olzinelles por la pista que sale de Vallgorguina y seguir hasta Sant Celoni bajando por la subida normal de “las mil y una rampa”.

Subiendo voy, bajando vengo, vengo…
Y pies a la obra. Ahora casi todo es bajada, el tramo ya conocido que lleva en direccion Collsacreu lo hacemos bastante rapido. Paco abre el camino seguido de cerca por Manz, yo les doy metros de distancia y Matxitos me los da a mi. A parte de un pequeño intercambio de pareceres que tube con un margen, que gano el margen haciendo que me apartara de el. Y una situacion parecida de Matxitos con un margen elevado. Llegamos al cruce sin contratiempos. Entramos en camino desconocido para nosotros, Paco sabe de este camino por el mapa, pero no ha pasado nunca. Empieza con una bajada bastante pronunciada en la que la prudencia nos inunda a todos por igual, haciendo uso de los frenos en todo momento. La bajada se va suavizando segun vamos avanzando, hasta llegar a convertirse en un falso llano. Aqui Manz y yo tomamos de nuevo el mando del grupo, aunque frenando y preguntando en los cruces de caminos.
Salimos a la carretera direccion Vallgorguina y entramos por sus calles. Paco coge las riendas de nuevo y nos indica por que calles ir. Salimos a una pista en la que Paco me da a entender que hay unas rampas muy duras, subimos una primera que no esta nada mal y viendo que no llegaban mas le pregunto. Resulta que le he entendido mal, solo hay una rampa y ya la hemos hecho. La dureza de la rampa depende mas de lo que lleves ya en las piernas que de ella misma. Pasamos por la Hipica y acabamos en una urbanizacion, por la que callejeamos un poco.
En una tipica rampa de urbanizacion, en la que estaba en cabeza, escucho a mi espalda la voz de Paco que dice: “-A por los puntos.”
Por suerte me pillo con unos desarrollos durillos y pude apretar sin problemas y sin dar opcion. Seguidamente cogimos una pista que nos llevo a la bajada mil veces mencionada anteriormente. De aqui a la carretera de Olzinelles encontramos un monton de cazadores, por suerte todos tenian el coche ya aparcado y no hubo ningun susto. Este tramo, si subiendolo es largo y pesado, bajandolo tambien se nota que es largo, pero pierde el calificativo de pesado por alguna extraña razon.
Manz paro casi al final de la bajada por bichismoenelojeril. Tomamos la carretera hasta las raices para volver por Can Draper, por cierto nadie se callo, ni tropezo en las raices y subimos todos.

Final
Entrando a Sant Celoni Matxitos nos dejo a las primeras de cambio. Yo por mirar atras me fui hacia el bordillo y para no caerme tire la bicicleta y salte a la acera.
Despedida sobre la marcha y cada uno a su casita.

Aclaraciones (Por Paco)
A ver, primero pasamos por Can Draper. Cuando dejamos la carretera de Olzinelles por un camino a la izquierda es Can Valls. Por allí llegamos a Coll Butí, en el que hay un cruce de unos 5 caminos. Rodeamos la montaña que se llama Montllorer y llegamos a otro cruce de caminos de nombre Coll Blanc. De allí hasta el Coll de Can Poliva. La bajada en la que me caí la otra vez (y esta no) está en Cal Paraire. El cruce en el que cojimos el camino de la derecha en bajada hasta El Xeremell se llama Coll Senís. Por último, la urbanización que hay después de Can Virgili es Puigdemir. Venga, en la próxima salida os pongo un examen…

Datos de la salida
Km recorridos: 27.30
Tiempo empleado: 2:08:06
Vel. media: 12.78
Vel. maxima: 41.39

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s