Pedalada 2006

Las ausencias
Lamentar las bajas que se han ido sucediendo en las semanas previas a la pedalada.
Unas ya nos eran conocidas y otras han sido un tanto sorprendentes.
En fin, lamentarlas todas y esperar que en sucesivas salidas y en la proxima edicion de la pedalada podamos estar todos.

Arrieros somos y en Cal Haposai nos encontraremos
Los Sanchez habian decidido acudir directamente al bujero de las ranas.
Aun asi, los mas ortodoxos, no pudimos iniciar la salida sin el ritual previo de quedar en Cal Haposai.
Fuimos muchos los llamados pero pocos los elegidos que pudimos acudir a la cita. Como siempre el primer tonto en llegar fue el menda. Manz llego a la hora ¿¿¿???. Charli quedo como un tardon llegando el ultimo. No es bueno romper las tradiciones y como se vera mas tarde Charli pago por ello.
Tal y como mandan los canones, antes de partir hacia el bujero, cigarrito mañanero…
Y de tal guisa partimos ayende la calle para acudir al lugar indicado.

En el bujero
Llegamos al pavellon y aun habiendo bastante gente no se veia un gentio excesivo. Los Sanchez acababan de formalizar su sentencia de pedaleo. Y alli nos dirigimos nosotros, pasamos por caja y ya estamos listos a pedalear.
Poco a poco se va llenando de gente. David (Little Gañan) aparece y me dice:
-Joer! La semana pasada 10 y esta mira todos los que somos.
*RISAS*
Un colega del curro aparece por alli y se queda un rato charlando.
La hora de la verdad se acerca, nos quedamos arrejuntaitos Charli, Manz, Paco y yo. Un poco mas abajo esta el resto de los Sanchez. El Charli saca tabaco.
Ese pitillo güeno y la cosa se pone en marcha.

Marabunta
Hay mucha gente, asi que nos quedamos atras del grupo. Los jovenes Sanchez se pierden hacia adelante en los primeros metros. Manz y Charli ruedan unos metros delante, nos separan un par de bicicletas. Paco y yo cerramos el grupo SCWireless. Rodamos tranquilamente por las calles en direccion Olzinelles. Al pasar por debajo de la via y la carretera hace rasquilla.
Llegando al cruce de Can Draper ya no se ven los de delante que van como balas. Seguimos en la misma formacion charlando tranquilamente. Llegamos a Can Draper y parece que nos equivocamos la semana pasada, pero no, solo damos la vuelta a la casa. Logico, si no pasar todos por el hueco de al lado de la cadena hubiera sido una locura.
El camino se estrecha, suerte que es plano y no hay problemas para rodar. Subimos un par de posiciones y nos colocamos junto a Manz y Charli.
Vamos tranquilos y aun asi adelantamos gente.
Llegamos al primer cruce de duda la semana anterior… Hicimos bien en llevar la contraria a Joseba… Acertamos…
-Se acercan las hostilidades.
Anuncia Paco. Y asi es.

Las primeras rampas
En las primeras rampillas empiezan los problemas, uno que para, otro que no puede, otro que medio se cae. Manz y yo tenemos suerte y logramos escapar de los pie a tierra, vamos tirando, cualquiera se para a esperar en este maremagnum de bicicletas.
Llegamos a la altura donde la semana anterior paramos todos y ahi si que no tengo mas narices que parar, voy desfondado de esquivar gente y la rampa aunque corta es exigente.
Veo a Manz a mi lado que me dice de seguir a pie hasta el fin de la rampa.
Volvemos a montar, hay gente parada por todos sitios. Un poco mas adelante nos volvemos a reunir.

Me descuelgo
Seguimos mas o menos reunidos hasta el cruce donde la semana anterior decidimos hacer el tramo largo pero presumiblemente mas comodo. Y volvimos a acertar. Una serie de rampas vuelven a minar mis piernas y he de volver a bajar. Charli, Manz y Paco se pierden por delante mio.
Termino la rampa a pie y alli esperan Manz y Charli.
-¿Y Paco?.
Ambos me hacen un gesto con la mano. Pero no dicen ni mu.
Terminamos un tramo corto mas de rampa a pie y empieza una bajada.
-¿Donde esta Charli?. Me pregunta manz.
Me encojo de hombros.
-Vamos. Y Manz se lanza pista abajo.
Creo que Charli va detras y Manz lo pierdo en pocas curvas. Asi que bajo tranquilo.
Nos desvian por un sendero… ¿Esto que coño es?. Delante mio va una chica que se para y me deja pasar. Me parece que va tan perdida como yo. Vamos por un senderillo de un par de palmos de ancho, las hierbas llegan casi a la rodilla. Por suerte es bajada. En un momento creo que me he perdido, pero como no hay mas camino abajo se ha dicho.
Al final hay un tio con un chaleco amarillo en una pista mas ancha.
-Para arriba.
Sera desgraciao…
Subo un corto tramo y salgo cerca de donde dejamos a Manolo la semana anterior. Me acuerdo por la señal y por la puñetera bajada. Por suerte solo viene uno detras mio y va mas cagao que yo.
De nuevo estamos en la ruta de la semana anterior. Se acerca el camino de las piedras y un riachuelo. Llevo un rato que voy justo por delante o justo por detras de la muchacha que me dejo pasar en el sendero. Y me da la sensacion de que se cree que la estoy siguiendo. Nos juntamos con un grupo de 4, pero van demasiado lentos y los dejamos atras sin problemas. Llegamos al riachuelo lo cruzamos y en la rampilla que hay justo despues me paro arriba para beber. La muchacha a parado un poco mas adelante.
Creo que me mira mal. Me hago un poco el remolon para que me coja distancia y de paso miro por si viene Charli, aunque empiezo a dudar de que fuera detras mio.
Viene un grupo grande y se me empiezan a parar alrededor. Mal sitio para parar tanta gente. Asi que tiro hacia delante. En el camino lleno de piedras la muchacha se ha tenido que bajar. La adelanto y ya estamos otra vez.
Un tio de azul se me coloca al lado resoplando. Es el Charli. Que alegria, ya me veia con la malas caras todo el camino.

El reencuentro
Avanzamos tranquilamente y hablando entre resoplidos. No recuerdo bien porque poco antes de llegar al meetingroom de Hattrick, me bajo de la bici. Hago la rampilla a pie y en la cerrada curva para no estorbar a los que venian detras hago un giro brusco. El gemelo me avisa de que el vive ahi y el es que dicta las normas sobre los esfuerzos que se pueden hacer. Casi me da un tiron. Paramos un momento a beber y calmar el gemelo proteston. Iniciamos uno de los tramos que mas me gusto la semana anterior.
Practicamente solos, vamos hablando. La verdad es que es un tramo que esta muy bien, el principio es durillo, almenos mas de lo que recordaba, pero despues suaviza y se rueda muy bien.
Charli me comenta que hoy no es su dia y le cuesta rodar. No esta a gusto con el pedaleo que lleva.

Mi tramo maldito
Llegamos a la pista de Sant Marti. En la curva hay un tio con chaleo. Yo solo tengo ojos para la garrafa de agua que tiene a sus pies. Le pido agua y me llena el bidon. Tambien me dice que el avituallamiento esta cerca.
Todos los buitres que habia parados por alli van a pedirle agua al pobre hombre.
Y tiramos parriba. Aqui nos volvimos con el Pons. Este es mi record en la pista de Sant Marti. Y mas chachara…
El tramo es de subida suave y se rueda bien, pero un tiron en la parte baja del muslo hace el amago de salir. Me bajo y camino un tramo.
-Siempre te pasa algo en esta pista. Me dice Charli.
Vuelvo a montar y llegamos sin mas al avituallamiento. Un cacho de naranja, una coca-cola, un cacho de platano y otra coca-cola. Que bien me han sentado.
hay un bidon grande para rellenar los bidones. Lleno el mio que ya estaba casi vacio.
-¿Pero como cojones bebes tanto?. Me pregunta Charli.
La verdad es que en unos dos kilometros me he bebido un bidon, pero que le vamos a hacer.

¿Larga o corta?
No hay duda. La corta. Seguimos por la pista de Sant Marti. El terreno cada vez es mas llano, pero aun asi va picando hacia arriba. Cuando llevamos un rato empiezo a estar hasta los mismisimos de tanto subir.
Unos tios con chaleco nos indican el camino a seguir.
-¿Por aqui esta el Mortirolo. ¿No?.- Pregunto a Charli.
-Si, ahora hay unas 4 rampas y despues bajamos.
Empezamos la primera, la subo sin muchos problemas y acaba pronto.
Por detras oigo a Charli.
-Aun quedan 3 mas.
-No me animes tanto.- Le digo.
Y un hombre que subia a pie, con su bici al ladito, me dice que no me agobie que ya queda poco.
-Si no es agobio, son los animos que me da este.- Digo señalando a Charli.
-Si lo prefieres hago como Paco y te digo que esta es la ultima.- Me contesta Charli.
Llaneamos un tramo que me deja recuperarme. Charli me avisa de que la segunda rampa esta cerca. Y efectivamente lo malo no se hace esperar. Esta es mas larga que la anterior y me cuesta llegar arriba. Y para mi sorpresa no hay descanso.
-Esa es la tercera.- Me dice Charli.
-Pero no me habias dicho que estaban separadas.- Le contesto.
-Eso me ha parecido a mi siempre.
Menuda ayuda de tio. La tercera se me atraganta (El platano empieza a pesar en el estomago.) y acabo bajandome de la bici, pero para mi sorpresa no quedaba tanto.
-Creo que esta era la ultima.- Dice Charli.
-¿Pero no eran 4?.- Pregunto.
-Me habre descontado.
-¡¡¡@$%@#!!!
Efectivamente era la ultima. Llaneamos un poco y le digo a Charli de parar antes de empezar la bajada para beber y abrocharme el maillot. Lo hacemos, bebo un poco y se me escapa un eructo desde las entrañas mismo. Que agusto me he quedado. Va a ser que no era el platano, si no el gas de la coca-cola.

El descenso
Empezamos con una bajada suave que poco a poco va cogiendo pendiente y piedras y regueros y deto…
Meto plato mediano y de pronto una subida. Me cagonto lo que se menea.
¿Pero ahora no bajabamos?
No es muy dura pero ya estoy hasta las narices de subir. Llaneamos un poco mas y encontramos un cruce donde un tipo fluorescente nos hace frenar un poco para dejar pasar a los del recorrido largo que van cagando ostias.
Nos unimos al descenso lleno de piedros. Abajo otro tipo fluorescente nos señala un caminucho.
-¿Estas seguro?.- Le pregunto.
-Si.
-¿De verdad?.
Y ya estoy metido en el jodio camino que para mas inri empieza a subir.
Por suerte es poca cosa, pero estando como estoy hasta las narices de subir se me hace un mundo. Llegamos a otro cruce y nos mandan hacia otro camino.
-Cuidado bajada chunga.- Nos dice el señor del chaleco.
Charli viene pegado a mi rueda y me dice que no es tanto, que tire.
El camino empieza a bajar cada vez mas y cuanto mas baja mas esctrecho se hace. Abajo veo a 4 o 5 parados haciendo de tapon en un trozo en que baja en picado, el camino es estrechisimo, para mas cachondeo hace curva y hay terraplen (Pequeño, pero lo justo para pegarse un buen leñazo.).
Asi que en vista del camino y del tapon me bajo, Charli frena detras mio y pasa antes que yo bajado tambien. Un hombre que llega a nuestra altura me dice que si todo el mundo baja a pie el tambien.
Bajo medio colgado por el pequeño terraplen, ya que hay quien no para y baja a toda pastilla.
Abajo del todo hay un monton de gente, arreglando pinchazos o caidas, esperando, etc…
Montamos de nuevo y continuamos. Llaneamos un poco mas y…
!!!Sorpresa¡¡¡

Me cago en to lo que se menea
Hay un muro de tres pares de narices. Ni intentamos subirlo montados. A pie es durisimo de subir, los musculos se quejan del esfuerzo, tanto el ya hecho como el que se esta haciendo. La bicicleta pesa como la madre que la pario y con los animos que traigo voy refunfuñando y acordandome de la madre de los que han diseñado la ruta.
Con mucho esfuerzo llegamos arriba. Hay un tio que esta subiendo montado, se retuerce encima de la bicicleta, pero el notas llega arriba como un campeon. Ole ahi sus huevos!!!.
Volvemos a montar y vamos hablando de la colada que han metido ahi. Pero lo mas bueno estaba por llegar. El camino empieza llaneando, poco a poco baja, no es muy mala pista asi que vamos rapidillos.
Voy delante y de repente veo un cartel que señala una curva muy cerrada, una horquilla, freno mucho y entro en el nuevo camino. Con lo cerrado de la curva y la velocidad que traia no veo un reguero de agua hasta que tengo ambas ruedas ya encaminadas hacia el. No intento salirme por no pegarmela, clavo el freno de atras y voy frenando con el de delante. Por suerte el reguero no es excesivamente profundo y bajo sin problemas.
De pronto oigo un porrazo y un “Joder!!! Que ostia!!!”. Clavo ambos frenos y me paro a un lado de la pista, miro hacia atras y me veo a Charli tumbado en el suelo y la bicicleta arrastrando detras de el. El que habia gritado estaba parado detras suya.
-¿Te has hecho daño?.- Tipica pregunta tonta ante semejante leñazo.
-No. Bueno si. Me he rascado las rodillas.
Un tio pasa por el lado del Charli.
-Para bajar hay que hechar el culo hacia atras todo lo que puedas.
Buen consejo. Pero llega un poco tarde.
El tio que se habia parado detras de el nos dice que tira para abajo y si ve a alguno de la organizacion avisara. Y se va.
Bajamos un tramo a pie hasta una zona donde no quedemos en medio del camino. Alli Charli hace evaluacion de daños.
-Culote a tomar pol culo.
-Joder que rascada en la rodilla.
Y se hecha agua de uno de sus bidones.
-Yo bajo a pie.- Me dice.
-Te acompaño, tranquilo.
Y asi empezamos a bajar a pie. Entre evitar a los que bajan cagando leches, aguantar la bici en una pendiente tan empinada y lo cansado que estoy me cuesta un horror el ir avanzando. Al final Charli se vuelve a parar e intentamos arreglar la bicicleta, se le ha salido el cable del freno de la maneta. Con lo buenos mecanicos y lo manitas que somos tardamos un buen rato en volver a ponerlo a sitio.
La gente que baja (Muchos a pie.) se van quejando de esta parte del trazado. Un hombre comenta:
-Subir un muro a pie para luego bajar andando. No lo entiendo.
Suena un mensaje en el movil de Charli.
-¿Quien es?. Le pregunto.
-El Pons. ¿Que como va la pedalada?.
Y hace el ademan de tirar el mobil al bosque. Despues me entere de que el mensaje finalizaba con un “A novena oe, oe, oe” (Cosas de Hattrick pa chinchar.).
Continuamos bajando a pie. Somos 4 o 5 que bajamos juntos a pie.
-Hay que ver antes cagandome en todo porque habia que subir y ahora cagandome en todo por bajar. Nunca estoy contento con nada.- Le digo a charli.
Charli esta delante y oigo risas por detras.
Al final Charli se decide a montar y empezamos a bajar despacio, en los tramos mas empinados o con mas piedras bajamos, ya que Charli dice que le duele la muñeca y pasa de forzarla.
Asi llegamos a terreno plano y vamos tirando despacio.

¿Donde coño estamos?
Vamos llaneando y llegamos a una carretera asfaltada, la cruzamos y un tio con chaleco nos indica un caminillo. Parece la carretera de Olzinelles, pero ni papa a que altura estamos.
Por suerte el caminillo llanea mucho, baja y sube suave. Voy todo el rato delante y Charli no dice ni pio pero me sigue. Miro el cuentakilometros y llevamos 26 kilometros recorridos, se lo digo a Charli.
-Que alegria me acabas de dar.- Me contesta.
Volvemos a cruzar la carretera. Esto me suena ya casi estamos. Pero no, nos vuelven a desviar por otro caminillo, este no es mas que un senderillo y esta lleno de hojas por lo que cuesta seguir el trazado.
Un tio nos adelanta y unos 20 metros delante nuestro grita: “Cuidado arbol.”. Se baja de la bicicleta, se la carga al hombro, pasa por encima, vuelve a montar y se va. Yo llego a la altura del arbol, es un arbolillo, le doy un golpe con la rueda delantera, cae al suelo y paso por encima montado. Charli se rie detras mio.
-Que cabron.- Comenta.
Seguimos por el camino y hay una rampilla de apenas 5 metros, pero nos pilla con desarrollos largos y sin impulso, asi que llegamos justo arriba y tenemos que bajar. En ese momento llega la marabunta una pila de gente que vienen de hacer la larga.
Entre ellos Mauri, un colega del curro.
Nos pasan y volvemos a lo nuestro.
-Charli si me paso un indicador dimelo que llevo las gafas empañadas y no veo un peo.- Le digo.
-Ostia mis gafas. Las he perdido.- Dice Charli.
-Quitatelas y asi veras.- Me dice.
Y una leche. Con lo bien que voy con gafas.
Al final vemos la luz y entramos en zona conocida, estamos en Olzinelles camino de Can Draper por la zona de las raices.
Charli me dice que la rampa de las raices la subira andando, yo la intento montado. Se me engancha la rueda de atras en una raiz y casi me caigo. Me giro.
-Venga que te espero y la subo a pie tambien.- Le digo.
Este trozo se nos antoja muy largo, deben ser las ganas de llegar. Por fin llegamos a Can Draper, no han quitado la cadena, asi que por el hueco se ha dicho. Ya en la pista ancha empiezo a notar inicios de un tiron en los abductores (Espero que se llamen asi.). Pero las ganas de llegar pueden mas que cualquier otra cosa, asi que tiro palante como un campeon.

La llegada
Entramos en el bujero de las ranas con una sensacion de alivio increible.
Paco, Manz y el resto de la expedicion SCWireless hace mas de una hora que han llegado. Nosotros lo hacemos sobre las 12:00 horas. Manolo tambien pulula por alli.
Vamos a entregar el numerico y a recoger el bocata, la coca-cola y una “estupenda” toalla. Que debe ser para que nos ahorquemos con ella y asi no volver el año que viene.
Charli se deja el bocata en la mesa y se va a que le den un vistazo en la ambulancia. Mientras, devoro el bocata de butifarra que me sabe a gloria.
Cuando vuelve Charli lleva un aparatoso vendaje en la rodilla, pero no le han visto nada mas.
Mari, Eva y Miguel llegan tambien y asi, charlando, entre risas y fumandonos unos cigarritos concluimos la pedalada 2006.

Datos de la ruta
Kilometros recorridos: 30.80
Tiempo empleado: 3:04:56
Velocidad media: 9.99
Velocidad maxima: 37.22

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s