Las mil y una rampa

Tambien conocida como la ruta de “…esta ya es la ultima rampa…” o “…lo mas duro ya ha pasado…”.

El inicio
Era una fresca mañana de sabado otoñal y me pertreche como de costumbre para salir en bicicleta.
El dia anterior Pons me habia mostrado la ruta en un mapa y me puso sobre aviso de lo exigente que era.
Aun asi como un machote (En mallas, pero un machote…) me aventure a salir a darle a los pedales.
Fiel a mi costumbre llegue 10 minutos antes de la hora acordada y para no sentir el frio matinal me dedique a dar vueltas calle arriba, calle abajo; hasta que encontre un lugar en el que ya empezaba a calentar el sol y alli me quede como los lagartos acumulando calorcillo.
Minutos despues, en el trozo de horizonte que me permitian otear los edificios que me rodeaban, distingui las siluetas de tres jinetes montados en bicicleta. No eran los del apocalipsi pero poco les faltaba.
Al acercarse resultaron ser Paco, su hermano Carlos el “Gacela” y un nuevo miembro (Almenos este sabado.) de nuestro equipo ciclista, Cesar “Il cavallino rampante”.
David lamentablemente para nosotros y para suerte suya no pudo acompañarnos por motivos laborales.
Instantes despues llegaron las dos “p” y casi al mismo tiempo Manz hizo su aparicion montado en el “grillo veloz” (Grillo por su color verde y el chirrido que le acompaña constantemente.) y sin casco.
Antes de de iniciar la salida paseo por Sant Celoni para ir a buscar el casco de Manz.
La “P” empezo a reclamar el bocata de tortilla y Manz sufrio un leve percance con el cambio trasero que por suerte subsanamos rapidamente.

Primeras pedaladas
Desde casa de Manz iniciamos el asalto al Montnegre.
Un paseo hasta cruzar el puente sobre el tordera y alli nos desviamos hacia Can Draper, en el cruce Pons se detiene a realizar sus necesidades (Resetear el velocimetro, no seais mal pensados.), lo que unido al ritmo alto para estas alturas de la salida provoca la primera ruptura del grupo.
Paco y yo esperamos a un ritmo lento e incluso yo giro grupas para ver si la “p” ha sufrido algun percance.

Olzinelles
Nos reunimos en Can Draper donde esperaba el resto del peloton y continuamos la marcha sin mas.
Realmente mucho mas comoda la entrada a Olzinellas por aqui que por carretera, aun asi la “P” sufre una parada de emergencia en la que con su acostumbrada agilidad coloca la bicicleta de tal manera que ocupa todo el sendero y nos obliga a la “p” y a mi a desmontar tras el.
Primeros metros a pie genileza de su majertad “P”.
Sin problemas alcanzamos al resto del grupo y continuamos hacia el segundo trecho andado.
Esta vez gentileza del siempre inoportuno coche en el camino menos esperado, que se para en el trozo donde mas camino ocupa y obliga a desmontar a los menos avezados (Lease las “P” y yo.).
Nos reunimos de nuevo en el asfalto y hacemos una parada tecnica para hidratarnos y “comentar” el incidente del coche (No seria el ultimo del dia.).
En estos primeros kilometros los dos GPS funcionaban a la perfeccion, tanto el “Global Pons Situation (GpS)” como el “Global Paco Situation (GPS)” cumplian a la perfeccion su cometido, mostrandonos el camino a seguir y realizando oportunas advertencias sobre los cruces y desviaciones preteritas.

Empiezan las hostilidades. ¿Se terminaran algun dia?
Reanudamos el pedaleo por la engañosa carretera de Olzinelles con su constante picar hacia arriba, hasta cruzar el puentecillo donde tomamos un camino hacia el infierno.
La “p” nos recalco varias veces que era una subida larga y que se endurecia al final.
Tras un inicio comodo donde el camino simplemente picaba hacia arriba y cuando ya empezaba a tocar las narices el caminillo y su subir pero no subir, cambia el aspecto del camino y ya no hace falta agachar la cabeza para ver la rueda delantera de la bicicleta.
A estas alturas aun tenia a la vista delante mio a todos, menos a las “p” que venian detras, pero a la vista tambien.
En unos minutos mi vision delantera y trasera cambia y pierdo de vista tanto a Manz que era mi ultima referencia por delante y las “p” por detras hacen otro tanto.
Continuo el incesante pedaleo hasta que tras mantener cerca de un minuto las pulsaciones a 190 decido parar a recuperarme un poco y esperar a las “p”.
Baja mi ritmo cardiaco a un aceptable 140 y las “p” no aparecen, asi que decido seguir adelante preveiendo que si aquello se alargava mas necesitaria otra parada, para mi alegria un par de curvas mas y el grupo de escaladores estaban esperando en lo que era el final de la subida… Ole!! Ole!!
Poco despues aparecen los jadeos de las “p” seguidos de sus jadeantes dueños.
Momento de reposo, aun hay ganas para las risas y la “P” nos apremia a continuar la marcha.
Creo que la “p” no estaba tan ansioso por continuar, pero le falto el aliento para pedirnos unos segundos mas.
Aqui surge por primera vez la que seria la primera parte de la consigna repetida por Paco despues de cada subida. “Lo mas duro ya ha pasado”.

No hay rampa que no lleve a otra rampa
Reanudamos y rapidamente la “p” queda descolgada unos metros atras por lo que reducimos el ritmo de la marcha.
Paco y yo a cola hacemos de enlace entre Pons y el grupo, la cabeza del grupo toma un camino equivocado y el “GPS” toma las riendas de la situacion buscando una alternativa.
Es mas larga pero menos pronunciada, dice el tio.
La rampa no seria pronunciada, pero la madre de la rampa en esos momentos si lo fue y no para bien, aunque al llegar al cruce de la rampa “original” por la que debiamos haber pasado me alegre de haber pasado por alli y se me hizo hasta liviana.
Al llegar arriba el “Gacela”, “Il cavallino rampante” y Manz nos aventajaban un buen trecho, a Paco aun lo veia delante mia y la “p” asomaba la cabeza en la cima cuando yo tomaba una curva que nos conducia a…
¡¡¡¡¡UNA NUEVA RAMPA!!!!!.
Aunque esta vez era bastante facil de llevar el ritmo seguiamos subiendo.
Al finalizar esta nueva rampa tenia a Paco a pocos metros de mi y le avise de que las “p” se habian quedado bastante atras en la primera rampa, tomamos un ritmo lento por un falso llano que nos llevo a una bajada que concluia en un cruce de caminos, alli Paco dijo de parar a esperarlos, pero a los pocos segundos aparecieron las dos “p”.
Tomamos una pista amplia y con buen firme que enseguida empezo a picar hacia arriba, terminando en una nueva rampa con todas sus letras y creo que alguna mas que habia cogido prestada. La muy…
Arriba nos esperaban el resto del grupo, detras mio llego la “p” haciendo molinillo (Quien pudiera… ¿Verdad Manz?), seguido de Paco y la “P”.
Lo mas duro ya ha pasado, solo queda una rampa mas hasta Mas Mora y luego ya es bajar.
Aventuro nuestro “GPS”.
Ja, ja y ja.

Que viene el Mortirolo
Despues de recuperar el aliento seguimos por la amplia pista que si bien empezo picando arriba, en seguida suavizo e incluso nos permitio unos momentos de alivio en un leve descenso para afrontar…
Exactamente.
¡¡¡UNA NUEVA RAMPA!!!.
Pegado a la rueda de Manz y con el “Gacela” e “Il cavallino rampante” a la cabeza…
Por cierto lo de “Il cavallino rampante” viene de que mientras algunos nos resignabamos al tener que afrontar las rampas, Cesar las iniciaba con un caballito a modo de saludo.
A lo que iva, pegado a la rueda de Manz subimos hasta Mas Mora, giramos a la izquierda (La de Joseba no, la de los demas.)en un falso llano y…
¡¡¡ME CAGO EN TO LO QUE SE MENEA!!!
¡¡¡OTRA RAMPA!!!.
Enganchado con cola a la rueda de Manz alcanzamos por fin el final de la subida, nueva parada tecnica y poco despues aparecian las tres “p”, ya que Paco habia subido junto a las otras “p”.
Lo que el abecedario una que no lo separe una rampa o algo asin.
Nueva perogata de Paco sobre que esta era la ultima rampa y que lo mas duro habia pasado y…
OOOOpsss!!!
Apartense todos que pasa un coche.
¿Donde ira este notas?.
Recobramos el aliento una vez mas y alehop de nuevo montados.
Escucho unas risas detras mio, me giro y veo a la “P” en el otro lado del camino de donde tenia la bicicleta partiendose de risa.
En el otro lado las dos bicicletas y la “p” enzarzados en una orgia sin igual, manos, piernas, pedales, ruedas…
Surgian por doquier.
Giramos cola y resulta que a la “p” le habia dado una rampa en la planta del pie. ¿Ahi tambien tenemos musculos?.
Se preguntaba la “p”.
Ponemos cada cosa en su sitio, pedales con pedales, pechitos con pechitos y reanudamos la marcha.
Justo ponernos en marcha oimos un ruido en el campo que teniamos a la izquierda. Carlos y Cesar señalan algo que corre por el campo.
-Un jabalí!!! Un jabalí!!!.- Gritan.
Novea lo que corre el bisho.
Llegamos a un cruce.
Un camino pabajo y otro parriba.
¿Cual escogera Paco?…
Parriba se ha dicho!!!.
Nueva rampa (Corta eso si. ¿O es que despues de tantas rampas ya estabamos inmunizados?.).
Nos cruzamos con 3 BeTeTeros mas en trocillo de llano y volvemos a las andadas. A estas alturas cada vez que veiamos una nueva rampa gritabamos
¡¡¡Venga, que esta ya es la ultima!!! ¡¡¡Lo mas duro ya ha pasado!!!.
Manz nos reconfortaba anunciandonos de que el temido Mortirolo estaba detras de cada nueva rampa y Carlos le daba la razon.
Eso es amistad y saber dar animos a los compañeros.

¿Donde esta Can Poliba?
Seguimos y…
Acetate…
Nueva rampa…
El “GpS” llevaba mucho rato desconectado, pero el “GPS” se habia perdio.
Subimos un poco mas para variar y ante la incertidumbre Paco vuelve sobre sus roderas para verificar no habernos saltado el cruce que debiamos tomar.
Para la decepcion de todos, o por lo menos la mia, dice que no, que parriba.
Esta rampa ya la he de subir de pie en la bicicleta, tanto por el porcentaje como por las piernas tocadas.
Cuando llegamos arriba de la nueva rampa Cesar, Carlos y Manz rodeaban a Paco sentado en el suelo.
¡¡¡Dios mio!!!
No es para tanto…
Bueno, si. Pero hay que quedar bien.
Al acercarme mas Paco se miraba la planta del pie.
¿Rampa?.
No, tornillo.
Problemas con los automaticos.
Parlamento para verificar que estabamos mas perdios que una cabra en un garage cuando los tres BeTeTeros de antes aparecen, Cesar les pregunta por Cal Poliba y nos dicen que vamos bien, que es mas arriba…
¿¿¿Arriba??? ¿¿¿Esta no era la ultima rampa???
Continuamos subiendo y Manz ya me comentaba que en alguna rampa habia estado a puntito de bajarse y subir andando.
Y es que con nuestros desarrollos era una matada lo que estabamos haciendo.
Pues venga como el que no quiere la cosa, vamos a ver que hay alli arriba.
La suerte de andar perdidos es que paras cada dos por tres y da tiempo a recuperar un poco, ademas las continuas rampas animaban a pararse despues de cada una de ellas.
Total que ya que estamos vamos parriba, nos cruzamos a un BeTeTero bajando a toda leche (Que jodio el tio!!) y culminamos una nueva rampa.

El final de las rampas de las de subir
Los dos campeones esperaban arriba, Manz y yo llegamos seguidos y las 3 “p” llegaron minutos despues.
Me dio tiempo de bajarme de la bici, pasear un poco, bromear acerca de quien queria un cigarro y darme cuenta de que ya no me quedaba casi agua.
Recuperamos el aliento que ya estaba irreconocible de tantas veces que lo habiamos perdido y vuelto a recuperar, yo creo que en alguna ocasion llegamos hasta a intercambiarlos sin darnos cuenta.
Seguimos, mas por inercia y porque habia que volver que por otra cosa.
Falso llano, falso llano, falso llano, falso llano, falso llano y…
¡¡¡RAAAAAAAMPAAAAAAA!!!!
Muy corta eso si, pero con un piso en muy mal estado, lleno de piedras, regueros de agua y una rampilla final de esas de tirar cohetes, donde una vez mas me he de poner de pie para no bajarme.
Este es el punto mas alto de la ruta, anuncia Paco a todo pulmon.
¿La ultima subida?
Nooooooo… El punto mas alto.
Una nueva rampilla a la que ya ni miramos a la cara de lo poco importante que era y…
¡¡¡¡¡POR FIN!!!! ¡¡¡¡BAJAMOS!!!! ¡¡¡¡Y ES LARGA!!!!
Pero, pero, pero… Nuestro gozo en un pozo.
Si subiendo habia regueros de agua grandes, aquello era descomunal, el gran cañon del Colorado se inicia en el Montnegre…
Cesar baja como si nada y pinta la cosa facil.
Paco se aventura en segunda posicion y yo detras de el.
Mi rueda en el pozo… Digo… En el cañon del Colorado, pero reacciono bien y pongo un pie que me salva de la caida, mas que nada porque con ambas ruedas en el cañon, el pedal en su posicion mas alta quedaba a la altura del camino y eso me facilito las cosas.
Levanto la vista y veo a Paco meter la rueda en el cañon y saltar por encima del manillar con los automaticos aun puestos y la bicicleta siguiendole el juego a Paco y despues a medio camino a la ley de la gravedad.
¡¡¡Pacazo que te crio!!!
Por suerte todo quedo en un raspon y un tiron al intentar sacar los automaticos.
Visto lo visto, los demas bajan a patita.
Como dice el refran “Baja tu primero y llamame tonto”.
Acabamos de bajar lo poco que nos quedaba de rampa.
Paco se lame las heridas y yo me doy cuenta de que se me ha salido la cadena.
Pongo la cadena, montamos y una BeTeTera sube tranquilamente, nos mira y nos saluda con un claro “Buenos dias”.
Yo suelto “Y aun le queda aliento para saludar”. A lo que todos reimos, incluso ella y se marcha tan tranquila por la rampa que acababamos de bajar a trompicones.
Continuamos un poco mas adelante para reunirnos con los que se habian adelantado.
Paco vuelve a urgar en sus zapatos.
La “p” nos saca un arsenal de papeles con el perfil, el mapa y un sinfin de cosas mas de la ruta.
No hemos hecho ni la mitad, tiene güevos la cosa.
Asi iniciamos el descenso, unos negros en moto salen antes que nosotros, pero no tardamos en darles alcance y adelantarlos.
Manz decide en esos momentos que le va a poner pastillas de freno nuevas a la bici.
Un descenso largo y sin curvas cerradas nos permite coger buenas velocidades y llegar pronto a…
¡¡¡LA ULTIMA RAMPA!!!

Asalto a Collsacreu
En esta rampa ya decido poner pie a tierra y subir a patita, la “p” llega a mi altura y se viene conmigo, mirando arriba y viendo el pedaleo de Manz no me arrepiento de haberme bajado.
La “P” con dos huevos se la sube enterita.
Y arriba nueva parada tecnica.
Estamos en Collsacreu.
Decidimos bajar hasta la carretera y alli decidir que hacer.
De aqui a la carretera no hay mas subidas nos dice Paco, Manz pide que se lo corrobore para cambiar de plato y Paco asiente.
Iniciamos el descenso, pronto la “P” queda descolgada y me retraso para esperarlo.
Lo que tienen las urbanizaciones que lo que debia ser bajada cambia y nos hace comernos una rampa que sin ser muy exigente si que es larga y me obliga a meter plato pequeño, no se lo que haria Manz sabiendo los problemas que tiene al meter plato pequeño.
Llegamos a la carretera y las “p”, Manz y yo decidimos volver por carretera. Paco, Carlos y Cesar deciden continuar la ruta marcada de inico, asi que nos separamos.

Final I
Separacion y aventura sobre asfalto
La “P” inicia la marcha a ritmo sosegado pese a ser bajada y los coches pronto empiezan a atosigarnos.
Manz me dice de meterle ritmillo a la cosa y nos lanzamos carretera abajo, pronto nos hacemos un hueco respecto a los coches y a las “p”.
Aqui se notan nuestros desarrollos.
Paramos en la gasolinera de Vallgorgina a esperar a las “p” y entramos todos juntos al pueblo.

El C. C. Gracia se pica
Nada mas entrar vemos un peloton ciclista, por lo menos 20 personas, que van en nuestra misma direccion.
Asi que nos colocamos a cola del peloton y salimos del pueblo con ellos.
No se si es que nosotros veniamos alborotados o que, pero pronto se nos antojo que llevaban un ritmo muy lento y Manz me propuso de pasarlos.
Como ivan ocupando todo el carril, la unica forma de pasarlos era haciendo un adelantamiento, asi que le dije que esperaramos un poco a ver si aceleraban el ritmo, pero encuanto vi oportunidad me lance al otro carril y los adelante.
Mientras iva adelantando oi mas que escuche gritos y comentarios, pero no hice caso y una vez pasados mire a ver si Manz o las “p” me habian seguido.
No era asi, por lo que segui a marcandome un ritmo y tire para adelante, a los pocos minutos escuche el crick, crick del “grillo veloz” y Manz se colocaba a mi lado.
Por lo que me dijo despues la “p” el tambien lo habia intentado junto a Manz, pero entre los desarrollos y que en esos momentos habian apretado el ritmo, no lo consiguio.
Los gritos y comentarios se repitieron a nuestra espalda y en un momento una ciclista nos adelantaba mientras decia en voz alta “Ahora ya me quedo tranquila.”.
Se habian picado.
Poco a poco nos fueron pasando todos y cada uno de los integrantes del peloton, aun asi sin gran esfuerzo nos quedamos a cola de peloton.
Le comente a Manz que la escapada no habia cuajado, pero que ya lo intentariamos otro dia.
Nos dimos cuenta de que las “p” no estaban en la cola del peloton, asi que antes de cruzar el puente del autopista paramos a esperar, poco despues todos juntos entramos en Sant Celoni y mientras Manz se fue para casa, nosotros nos fuimos a por el merecido bocata de tortilla con su correspondiente jarra de cerveza con limon.

Datos de la salida
Kilometros recorridos: 31.98
Tiempo empleado: 2:15:22
Velocidad media: 14.17
Velocidad maxima: 54.69

Final II (Por Paco)
Separación de la Compañía de la Bici
Pues como ha dicho Tripi, a partir de Collsacreu la Compañía quedó dividida. Por una parte las 2 “C” (Carlos y César) y yo (la “P” mediana) seguimos con el objetivo de llevar la bici al Monte del Destino. Por otro lado las 2 “P” restantes (Perolo y Pons) junto con Tripi y Manz fueron a la batalla del Abismo de Vallgorguina contra los orcos del C.C. Grama.

Subida al Monte del Destino
Cogemos la carretera en dirección a Vallgorguina, pero a los pocos metros tomamos un desvío a la izquierda que nos adentra en una pista en buenas condiciones. Delante nuestro nos iba haciendo de liebre el pavo que nos adelantó tan fresco en la última subida a Collsacreu. A partir de aquí se inicia la subida. Aquí me di cuenta de que había estado equivocado durante toda la ruta. Lo peor no había pasado. Lo peor era esta última subida. La rampa empieza suave, pero se va empinando poco a poco y acabé con el plato y piñón pequeños y sufriendo.
Las 2 “C” ya se habían escapado desde la mitad de la rampa más o menos (cuando se empinó el asunto). Al fin llego a la cima del Monte. Allí estaban esperando las 2 “C” hablando con “el fresco de Collsacreu”. El tío les dijo que venía de Tordera!!! Y que quería subir al Corredor!!!
Después de alcanzar la cima empieza una bajada suave alternando con falsos llanos. De pronto, una última rampa no esperada, pero por suerte era corta.
Iniciamos el descenso. Al llegar a un cruce en el que hay una casa a la izquierda cogemos el desvío de la derecha que baja hasta Vallgorguina. La pista que seguíamos va hasta el Corredor por unos caminos de la muerte. Eso es lo que le digo a las 2 “C”, y “Il cavallino rampante” dice todo eufórico: “¿Vamos?”. ¿Al Corredor? Ni de coña. “El fresco de Collsacreu” sí que subió.

Descenso al Abismo de Vallgorguina
Desde allí iniciamos un descenso vertiginoso hasta Vallgorguina. La bajada es peligrosa, con caminos bastante empinadosllenos de regueros y saltos. Yo ya he tenido mi dosis de tierra por hoy, así que decido tomármelo con calma. Las 2 “C” demuestran que bajan tan rápido como suben y pronto me dejan atrás. Finalmente, después de una serie de “S” en bajada llego a un terreno llano. Allí doy caza a las dos “C” que habían aminorado el ritmo. Pasamos por el lado del campo de fútbol del Vallgorguina y nos adentramos en el pueblo.

Subida a la Hípica
Desde Vallgorguina iniciamos el ascenso a Can Virgili (el restaurante de la Hípica). Es una pista en muy buen estado que después de llanear empieza a picar hacia arriba. Llegamos a un cruce, cogemos la pista de la izquierda sin asfaltar que nos lleva a Can Virgili. Se trata, y esta vez sí, de la última rampa del día. No es demasiado fuerte, pero después de lo que llevamos en las piernas se me hizo durilla. Llegamos a Can Virgili sin problemas. Al final de la pista empieza otra en peor estado. La cogemos. Es bastante estrecha, y en mitad de ella vienen 3 caballos con sus respectivos jinetes de cara. No nos bajamos y pasamos por su lado casi rozándonos. En mitad de la pista “Il cavallino rampante” se para fer un riu. El “Gacela” se para a esperarlo. Yo no. Sigo hasta que la pista desemboca en la urbanización de cuyo nombre no me acuerdo. Allí vuelvo a tener problemas con los pedales. Quiero parar, pero no puedo sacar los pies de los pedales. Al final caigo al suelo, pero puedo apoyar el brazo.

Hasta Sant Celoni
Después de una pequeña bajada seguida de una pequeña subida por la urbanización entramos en otra pista. Esta ya es conocida, ya que es la misma que cogimos de subida. Es la primera subida importante que tuvimos en la jornada, pero esta vez de bajada. Las 2 “C” se vuelven a escapar. Nos reunimos al llegar a la carretera de Olzinelles. Bajamos por carretera hasta llegar al camino que nos llevará hasta Can Draper. Lo cogemos sin problemas, pero al llegar a la zona de las raíces de árboles llega el problema. Las 2 “C” se han quedado encalladas sin poder subir, y yo llego y tengo que parar, pero no puedo sacar los pies de los pedales….. Al suelo!!! Volvemos a parar para apretar las dichosas fijaciones de mis zapatillas. El sitio no es el más adecuado, ya que está plagado de mosquitos. César empieza a quejarse de picores. Finalmente iniciamos el descenso hasta Sant Celoni pasando por Can Draper. Cada uno se fue para su casa, sin bocata de tortilla ni cerveza con limón…

Fin de la ruta
Y fin de la ruta. No sé a qué hora llegamos, pero creo que sobre las 12:30. Al coger el camino hacia Can Draper el cuentaquilómetros de Carlos indicaba 30 kilómetros. Así que calculo que hicimos unos 34 kilómetros. Al ducharme me di cuenta del alcance de mi caída. El brazo y la pierna rascados, que escocían una barbaridad al caerles el agua. El domingo ningún dolor. Pero la noche del domingo al lunes casi no pude dormir de los dolores en el brazo-hombro derecho. Dolores musculares del golpe que me di. Ahora me duele el brazo-hombro cuando lo muevo y el muslo izquierdo en la zona donde me dio el calambre. La bici me quedó muy desajustada. La maneta de freno torcida y las zapatas de freno me tocan la rueda delantera. Tendré que ajustarla antes de la próxima salida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s