La Ruta Maldita

La semana siguiente no sali en bicicleta por asuntos familiares. La otra intentamos un Mosqueroles por la pista de las dos rampas. Pero ambas rampas las subi a pie y un problema con la valvula en la bicicleta de Manolo corto la salida pronto. Asi que no tiene mucha historia.
En estas semanas de semidescanso me compre y le puse a la bici el cuentakilometros, unos calapies y los “cuernos”. Ademas me compre un reloj con pulsometro.

La ruta maldita

Jornada llena de incidentes, sobre todo incidentes presalida.

Preeliminares
Diez minutos antes de la hora fijada me encontraba en el lugar de partida y no aparecia nadie mas. Manolo que es uno de los que suele llegar pronto no daba señales de vida. Sabia que la noche anterior habia salido junto a Charli a las barracas, asi que me esperaba lo peor.


Pasados cinco minutos de la hora fijada empece a dudar de que me hubiera equivocado de dia o de hora, pero por fin aparecio la cabeza de Charli por la ventana avisandome de que bajaba, que Manz llegaria un poco mas tarde, Perolo habia que ir a buscarlo por su casa y Manolo no estaba en condiciones fisicas ni mentales para ir en bicicleta.
A los pocos minutos estabamos todos reunidos, ya que Perolo cansado de esperar se desplazo hasta el punto de salida.
La idea era acometer una ruta sacada de la pagina de cicloide, pero Manz que la tenia impresa se olvido de traerla. Charli con la medio borrachera que aun llevaba volvio a casa para imprimirla, pero solo imprimio el mapa sin el texto. Como ya llevabamos mucho retraso decidimos intentarlo sin el texto. ¿Lo cualo?

Inicio de la etapa
Salida por la carretera hasta el Puente Roto, entrando por el y cruzandolo entero, en estos primeros metros yo era la cabeza del grupo seguido muy de cerca por Charli y Manz. Perolo se descolgaba unos metros.
Encontramos rapidamente el camino que nos debia llevar al cruce de Palau. El terreno picaba siempre hacia arriba y seguia manteniendo la cabeza del grupo, mientras detras el peloton agrupado estaba de chachara.
Un pequeño tramo con un porcentaje un poco mas fuerte y el incremento del ritmo por parte de Charli y Manz volvieron a dejar a Perolo descolgado. Aunque lo subsano rapidamente encuanto el porcentaje bajó y se coloco en cabeza del grupo, Charli y Manz se fueron tras su rueda y quede relegado a un ultimo lugar.
Una indecision en el trazado del camino acabo con Perolo, Manz y Charli poniendo pie a tierra, mientras yo los adelantaba y cogia el camino correcto.
En este punto Perolo aprovecho para inflar la rueda trasera. Manz y yo esperabamos en el inicio del primer tramo de bajada.
Reunidos todos de nuevo acometimos la bajada llegando al cruce de Palau con la C-251.
El primer tramo de la ruta estaba hecho, ahora empezaban las incertidumbres en la ruta.

¿Perdidos?
Al no disponer del texto y guiandonos solo por el mapa decidimos entrar a buscar el camino hacia Villalba en el camino que empieza en el apeadero de renfe de Palau.
Las obras del AVE hicieron su aparicion muy pronto desdibujando caminos y desorientandonos mas de lo que estabamos, asi que tiramos de intuicion.
Los caminos pronto empezaron a subir con rampas moderadas pero algunas muy largas. Aqui empece a notar los pocos kilometros en mis piernas y empece a subir a pie algunos tramos.
Los caminos se estrechaban y llenaban de piedrecitas que hacian mas duro el camino. Y los cruces de caminos eran una loteria.
Perolo empezo a susurrame “Can Dolça” y “Bocata de tortilla”. Aunque no necesitaba ser influenciado ya que estaba destrozado fisicamente.
El acierto en un cruce culmino llebandonos a un camino señalizado que nos aporto algo de luz sobre donde podiamos estar.
Aunque para alcanzarlo se hubo de subir una rampa que tenia la dificultad añadida de un coche a medio descender y parado, que nos limitaba las maniobras de adelantamiento. Gracias al coche Perolo, Charli y yo acabamos pie a tierra. Manz aprovechando su primera posicion y que le respondian las piernas culmino la subida sin contratiempos. Charli una vez superado el coche tambien culmino la subida montado en la bicicleta, pero el esfuerzo le paso factura y las cervezas de la noche anterior que aun no habia subado salieron por la via rapida. La cola del peloton culmino a pie.

Algo de luz en la ruta
Un cartel nos indicaba que aquel camino provenia de la granja escuela, la escuela granja o cualquiera de las posibles combinaciones con ambas palabras. ¿Habiamos empezado la ruta al reves?… ¿Eso era lo que habiamos de afrontar a la vuelta?…
Un largo descenso nos llevo hasta Sa Nata y desde alli fue facil llegar a la rotonda de Villalba que marcaba el siguiente tramo hacia Llinars.
Un pequeño parlamento entre los cuatro miembros aplazo las decisiones hasta llegar al antaño restaurante Can Mas Juan.
Aunque dos de los miembros tenian bastante claro su vuelta por carretera.
Una vez en ese punto Manz y Charli decidieron continuar hacia Sant Pere de Vilamajor, ya que la ruta coincidia en uno de los puntos anteriores con esa otra ruta.
Perolo y yo teniamos claro que volveriamos a Sant Celoni por carretera.

La separacion
Mientras Manz y Charli desacian el camino rodado para encaminarse a su nuevo objetivo, Perolo y yo entrabamos a buen ritmo en la carretera direccion Sant Celoni.
Perolo marcaba un fuerte ritmo, yo a su rueda lo mantenia sin esfuerzo. Ofrecí un relevo, pero a los pocos metros escuché sonar el mobil y frené para decir a Perolo que paraba. Perolo me adelanto como una exalacion sin escuchar lo que le decia y hubé de sufrir unos cuantos kilometros con el maximo desarrollo hasta poder darle alcance, dejando el mobil de lado.
La vuelta fue rapidisima y en un cuarto-veinte minutos estabamos en Can Dolça saboreando una clara y un apetecible bocadillo de tortilla.

Final I
Sufrí un par de rampas en las piernas por el esfuerzo. Pero el final fue agradable llevando a conversaciones sobre Hattrick (Otra de nuestras aficiones.).
Perolo llamo a Manolo para que nos acompañara, pero declino la invitacion.
La vuelta a casa fue placida y el dolor de piernas despues de la ducha continuaba el dia siguiente en mi caso.

final II (Por Charli)
Tras un inicio bastante suave, en el cual bajamos la hermita y la rampa del caballo, nos dirigimos a la bajada más larga que hay en la ruta de Sant Pere, no nos costó demasiado, lo cual nos sorprendió gratamente. Je, je. En Sant Pere nos pasamos el camino y tuvimos que retroceder un poco, luego todo fue bastante rodado, y comprobamos bajando lo dura que es la primera subida!, más que nada por los pedruscos sueltos y lo larga que es (aunque bajando es muuuy diferente). Llegamos a Palau y luego nos dirigimos a Can Dolça donde vimos a Perolo, pero no nos tomamos nada ya que era un pelin tarde.

Datos de la salida para el grupo de cola.

Kilometros recorridos: 18.64
Tiempo empleado: 1:18:05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s